Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Tito Rabat sabe que los cuartos puestos dan títulos mundiales

Logotipo de AS AS 04/05/2014 Mela Chércoles
Photo © Proporcionado por AS Photo

Desde la carrera de Silverstone del año pasado, cuando coparon el podio Redding, Nakagami y Luthi, no había un podio de Moto2 sin al menos un piloto español pisando alguno de los cajones. Volvió a suceder ayer, en Jerez, lo que hace que duela más la cosa, y tal como sucedió aquel primero de septiembre en el circuito inglés, el cuarto puesto volvió a ser para Rabat.

El líder de la categoría intermedia no hizo su mejor carrera, pero salvó los muebles con esa medalla de chocolate que siempre supone la cuarta plaza. De hecho, fue el primero en recordarnos que seguía al frente de la general, porque está en clave de campeón y sabe mejor que nadie que los cuartos puestos también son válidos para ganar títulos.

Tras la cita jerezana su distancia sobre el segundo, Kallio, continúa siendo importante. Son 16 puntos de margen después de que el finlandés le metiera un recorte de doce gracias a un fin de semana perfecto para él: pole y victoria.

“Hemos planteado la carrera con un plan claro: tirar fuerte y abrir un hueco en cabeza durante las cinco primeras vueltas, mientras los neumáticos fueran bien, y después administrar la ventaja conservando los neumáticos hasta el final de la carrera. El plan ha funcionado a la perfección. Aun así, ha sido una carrera muy dura, porque mi ventaja era de más o menos un segundo y ha sido imposible hacerla más grande porque Aegerter ha estado tirando duro para darme caza. Ha sido una buena carrera y no he cometido errores, lo que siempre es bueno para la confianza de un piloto”, aseguró Kallio con una ligera sonrisa dibujada en su rostro, que tratándose de quien se trata es como una carcajada de otro piloto.

Lo cierto es que Mika hizo la carrera soporífera con su dominio de principio a fin, pero tampoco ayudaron mucho más a meterle emoción Aegerter y Folger, segundo y tercero respectivamente, resultando el podio del alemán el primero que logra la escudería Argiñano & Ginés Racing.

Al germano le amenazó durante algunos instantes su primer podio en la categoría Rabat, que remontó con mérito desde la novena plaza que llegó a ocupar en la primera vuelta hasta el cuarto puesto, pero ahí se quedó.

Otro que remontó fue Maverick Viñales, porque empezó décimo, y las cinco posiciones que él ganó le dieron para ser quinto, siendo su última víctima Salom. Su compañero de equipo intentó ponérselo difícil en la frenada de Dry Sack, soltando frenos muy tarde, pero ni eso impidió que Viñales lo superase, con un pasadón en toda regla, tan contundente como limpio. Y más atrás, reseñar el debut mundialista de Edgar Pons, que logró acabar la carrera en vigesimoquinta plaza. Es de esperar que vuelva a intentarlo en la cita de Montmeló.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon