Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Todas las claves del España - Turquía

SPORTYOU SPORTYOU 18/06/2016 David de la Peña
Todas las claves del España - Turquía © Getty Images Todas las claves del España - Turquía

La selección española ha vencido con muchísima solvencia a Turquía en el segundo partido que el combinado de VicenteDelBosque ha disputado en esta Euro 2016. Era conocido que el equipo turco es una suma de buenos jugadores de medio campo en adelante con escasa organización colectiva, pero en cualquier caso el combinado español ha vuelto a dejar grandes sensaciones.

Del Bosque repitió once

Tácticas España vs Turquia © Proporcionado por Sportyou Tácticas España vs Turquia

España repitió el 4-3-3 que vimos frente a la República Checa, en la que parece que va a ser la apuesta base del seleccionador para este campeonato. Hubo algunos matices en el juego del equipo, pero el plan fue el mismo, y las principales diferencias estribaron en el rendimiento de los centrales, que bajaron un poco su prestación, y de Nolito y Morata, que la aumentaron.

De nuevo España se enfrentó a un rival que metía a los once jugadores detrás de la línea de la pelota, por lo que durante muchas fases del primer tiempo al equipo español le costó ser profundo. La República Checa ofreció un planteamiento similar, pero ese día, tanto Piqué como Ramos estuvieron acertadísimos situándose por momentos a la misma altura que SergioBusquets, y desde allí, lanzando pases que encontraban a Silva e Iniesta entre líneas. Fue una situación que se dio menos veces contra los turcos, y durante el primer tramo de encuentro, las mejores opciones estuvieron en las rupturas de los laterales. Tanto Silva como Nolito se metían dentro, y Alba y Juanfran aprovechaban para romper a ese espacio liberado. Por momentos conseguían hacer profundo el sistema de España, sobre todo en el perfil izquierdo gracias a los pases en profundidad de Iniesta.

Sergio Busquets, un titán

Como Ramos y Piqué no tenían peso en la circulación de balón desde una posición adelantada, tampoco se encontraban a la misma altura de Busquets para ayudarle a evitar las contras rivales. Sin embargo, Turquía apenas se desplegó, y el motivo fue la fabulosa prestación individual del mediocentro del Fútbol Club Barcelona. Por simple posicionamiento defensivo y buen tacto para tomar decisiones, Busquets impidió que el rival se desplegase. Sin duda, en un equipo que suelta tanto a sus dos interiores y sus dos laterales, será necesario que él esté a este nivel para que España pueda competir. Por supuesto, necesitará ayuda en días más exigentes, pero ofrecer este nivel es una gran noticia para Del Bosque.

Andrés Iniesta, el cerebro

Iniesta volvió a ser el mejor jugador de España, incluso superando su prestación frente a la República Checa ya que tuvo menos ayuda en cuanto a la generación de situaciones de ventaja. Busquets dio un paso adelante con pelota, pero Ramos y Piqué redujeron su impacto, de modo que fue Andrés quien, recibiendo muy atrás, conseguía activar todo el perfil izquierdo del ataque. JordiAlba y Nolito comenzaron a recibir en ventaja, y casi siempre era gracias a una conducción o un pase de Iniesta. La situación se acrecentó cuando España encontró el primer gol, lo que elevó la confianza del equipo y la red asociativa que comandaba AndrésIniesta se hizo más amplia.

Morata y Nolito aterrizaron

Dos de los jugadores con menos experiencia de la selección son los encargados de definir todo el flujo de juego del equipo. En el primer partido se mostraron con mucho entusiasmo pero poco acierto, y eso cambió de forma radical frente a Turquía, algo que desde el punto de vista emocional puede ser decisivo. Nolito comenzó a recibir mucho más en zonas interiores, ayudó a acelerar los ataques y además permitió que JordiAlba encontrase el carril liberado para ofrecer a Iniesta la oportunidad de activarle. El del Celta también estuvo mucho más acertado en los controles, y culminó su actuación asistiendo en el 1-0 y marcando el 2-0.

Morata, por su parte, mantuvo esa línea de trabajo en la posición de 9, con mucha movilidad y disputas con los centrales. Ofreció menos juego de espaldas -los tres centrocampistas centrales de Turquía se pegaban mucho a los dos centrales y España decidía llevar la circulación hacia las bandas- pero a cambio añadió gol. Especial mérito tuvo el excelente remate de cabeza que hizo en el 1-0, mientras que en el 3-0 empujó a placer un balón de JordiAlba. Es cierto que Turquía dejó dudas defensivas -se descompuso tras el 1-0-, pero sumar a Morata y Nolito a la dinámica positiva significará estar más cerca del triunfo, como ocurrió ante Turquía.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon