Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Todas las opciones de Vicente del Bosque

SPORTYOU SPORTYOU 11/06/2016 David de la Peña
Todas las opciones de Vicente del Bosque © Getty Images Todas las opciones de Vicente del Bosque

La selección española llega a una gran cita tras haber sufrido el duro golpe de la eliminación en la fase de grupos del Mundial de Brasil, pero con la tremenda ilusión de poder entrar en la historia por la puerta grande en el caso de lograr su tercera Eurocopa consecutiva, un acontecimiento no solo histórico -nadie había repetido título hasta el 2008/2012-, sino un hito que resultaría difícilmente repetible. VicentedelBosque está teniendo que lidiar con la complicada transición de perder piezas absolutamente decisivas de la etapa de los éxitos, y la lista presentada para la cita de Francia ha despertado críticas en muchos sectores de prensa y afición. Sin embargo, a priori, la elección del técnico salmantino debería de ofrecer soluciones para situaciones muy diversas de juego.

1. Casillas o De Gea, el primer debate

Parece haber pocas dudas de que David de Gea llega a la cita de Francia habiendo demostrado estar en un momento de forma muy superior al de cualquier otro portero español. El guardameta del Manchester United ha sido el jugador más decisivo de su equipo en este curso, y suma varios argumentos por los que creer en él como portero titular de España en Francia. Su edad le hace estar en un momento a nivel físico más capaz de ofrecer soluciones por agilidad y reflejos, y su juego de pies sumará en la propuesta de salidas por bajo del combinado nacional. No obstante, Del Bosque ha demostrado que Iker Casillas es su hombre de confianza, y las 167 internacionalidades del meta del Oporto y el peso que esto puede tener a nivel de relación con el grupo pueden acabar decantando la balanza a su favor. Un debate que no a estas alturas, aún no ha quedado aclarado.

2. La España de Morata y Nolito

Las variantes de VicentedelBosque son muy diversas, pero después de lo visto en los últimos amistosos parece que la primera idea es la de incluir en el once a Morata y Nolito, lo que resulta absolutamente relevante de cara a analizar el sistema de juego del equipo, ya que son dos perfiles muy particulares que están destinados a ser los hombres que definan en el área rival el torrente de juego que España debería de poner en práctica.

Táctica España EURO 2016 © Proporcionado por Sportyou Táctica España EURO 2016

Con Morata y Nolito en el once, la estructura de España debe de analizarse desde la última línea. Por un lado, Morata representa la figura de un delantero centro con capacidad para moverse a los espacios y, sin ser un especialista, con cada vez más finura para jugar de espaldas a portería y hacer movimientos de apoyo. Con Morata, España, sin tener la pelota, intimida el espacio que puede dejar la defensa rival -aumenta su capacidad de contragolpe- además de añadir un buen rematador si el oponente está encerrado y se producen centros al área. En el caso de Nolito, España tiene un atacante que espera entrar en la jugada en zonas exteriores, lo que representa un perfil diferente a los Thiago, Cesc, Iniesta, Silva o Koke. El del Celta da amplitud al ataque, ofrece desborde y además añade gol. Son tres características que, añadidas a su momento de forma, le hacen una pieza por la que a priori merece la pena apostar.

El tercer puesto del ataque, en el caso de entrar Nolito -que necesita la banda izquierda para dar lo mejor de sí- y Morata -que ocupará la posición de delantero centro- a priori debería de ser para DavidSilva. El canario partiría de banda derecha, pero ocuparía una zona de la mediapunta que estaría liberada, y sería clave para que Iniesta y Fàbregas pudieran encontrar un tercer hombre por delante de la línea de la pelota con el que asociarse. Si es el perfil derecho el que utiliza un jugador que no va a esperar el balón abierto, sería lógico esperar un lateral derecho muy largo y no habría que descartar la opción de uno izquierdo más reservado -aunque JordiAlba y Nolito perfectamente pueden activarse-, de modo que no habría que descartar con esta estructura la opción Azpilicueta más Juanfran.

Juanfran o Bellerín perfectamente cumplen con el rol de lateral que aparece por sorpresa para llegar a línea de fondo, así que ambos son capaces de equilibrar un sistema en el que el extremo derecho en realidad es un centrocampista interior. La opción de apostar por Azpilicueta en el lateral zurdo no es descartable en este sistema, ya que es un perfil más defensivo que JordiAlba y podría ayudar a España a que su transición defensiva sea más sólida a la hora de afrontar contras rivales, ya que se sumaría a Piqué, SergioRamos y Busquets a la hora de proteger la meta de DaviddeGea o IkerCasillas. No cabe duda de que la España de Morata y Nolito parece ofrecer una estructura sólida y con buenas variantes para ser equilibrada y dañina.

3. El falso 9 y la apuesta por la posesión

Táctica España EURO 2016 © Proporcionado por Sportyou Táctica España EURO 2016

Otra de las alternativas de la selección española -y que no sería novedad- es la opción de CescFàbregas como falso delantero centro. Sería una opción para apostar claramente por tener fases largas de posesión, y basar el sistema defensivo en no perder la pelota, algo que, por otra parte, en la España post XaviXabi siempre ha resultado ser un modelo de juego complicado de ejecutar con éxito. En cualquier caso, con esta variante, España podría juntar por delante de la línea que marca SergioBusquets una batería de centrocampistas brutal para poder darle forma a la idea, con Iniesta, Thiago, Silva y Fàbregas asociándose.

Por supuesto, para que este sistema tenga éxito habría que dotarlo de una profundidad que sin Morata como delantero centro, se vería reducida de forma significativa. En esta idea cobraría especial importancia Pedro, ya que es justo el perfil de atacante que compensa el hecho de jugar sin un delantero centro al uso. El jugador del Chelsea ofrece chispa si la pelota le llega al pie -el once de la posesión se queda justo de regate- y además tiene un movimiento diagonal sin balón que permite a los pasadores tener un desmarque de garantías por delante de la línea de balón. Morata -que ofrece esto último pero es menos fino en espacio reducido- y Nolito -que no tiene una ruptura tan potente como Pedro- son las otras alternativas para esa tercera posición que queda libre en el ataque. Además, Pedro es el más ambidiestro de los tres, por lo que una posible inclusión de Iniesta como extremo izquierdo permitiría usar a Pedro en derecha para seguir utilizando ese perfil de 'delantero escorado' para completar el once.

Los laterales cobran, además, una especial importancia con este sistema. Partimos de la base de que Juanfran y Bellerín tendrán mucho recorrido en cualquier once, mientras que en el caso de que Morata no esté en el campo, JordiAlba pasa a tener especial trascendencia. Al del Barça ya le vemos muchas veces ser el jugador más profundo de su equipo tras recibir el pase de rosca de Leo Messi, y en esta estructura en la que España no tiene un 9 que se mueva en vertical, la tremenda capacidad para atacar el espacio de Alba resulta clave para que el sistema no sea excesivamente horizontal y también logre ser profundo.

4. El doble pivote, una alternativa

La España de XabiAlonsoBusquets fue una de las bases innegociables para Vicente del Bosque en el período 2010 – 2012. Por supuesto, el tolosarra era un súper pasador que además tenía un tremendo tacto a la hora de defender, y la selección española ha perdido una figura de ese nivel. Sin embargo, apostar por Bruno en algunos momentos de ciertos partidos para acompañar al mediocentro del Barcelona puede ser una alternativa que no debe de descartarse.

Táctica España Euro 2016 © Proporcionado por Sportyou Táctica España Euro 2016

Es evidente que la España que no cuenta con XabiAlonso y XaviHernández no puede resultar tan dominante a través de la posesión de balón, a pesar de que en la convocatoria haya jugadores para darle continuidad a la idea. Quizás ese sea un argumento para que en algunos momentos, DelBosque apueste por Bruno como acompañante de Busquets para reforzar la transición defensiva, dándole la zona del interior izquierdo en la salida de balón, para que Sergio gestione los primeros pases desde la posición de mediocentro. Eso haría que España tuviera un hombre extra por detrás de la línea de balón para frenar contragolpes rivales.

Evidentemente, esto provocaría que España perdiera una línea de pase por delante del balón, ya que Bruno no es en absoluto un perfil de centrocampista para jugar diez metros por delante de Busquets. Esta apuesta, por tanto, requeriría compensar el plan ofensivo. Profundidad de los laterales, y la necesidad de gente que abra espacios en la última línea -Morata o Pedro- con desmarques a los espacios. Además, esta idea puede dar cabida también a la dupla LucasVázquezAduriz, haciendo más básico el plan de ataque y tratando de llevar la pelota a la banda derecha para que el futbolista del Madrid saque centros al área, donde el del Athletic es un auténtico especialista. A priori, el BusquetsBruno no parece el plan principal, pero puede ser una buena alternativa para frenar contras si el equipo no es capaz de hacerlo más arriba tras desordenar al rival con secuencias de pase fluidas para obligarle a rifar el balón en caso de que lo recupere.

5. Gerard Piqué, Sergio Ramos y Sergio Busquets

Queda bastante claro que la principal arma defensiva de España debería de ser la pelota. Onces con Iniesta, Silva, más Fàbregas, Thiago o Koke deberían de ser suficiente para dominar los partidos a través de una posesión efectiva que permita robar el balón arriba y ahogar contras rivales. Sin embargo, parece claro que esta selección española no tiene tantos mimbres como para monopolizar el control de los partidos de esta forma, y ahí aparecen tres nombres que son absolutamente decisivos para que España compita bien: Piqué, Ramos y Busquets.

La calidad defensiva de los tres es, sin duda, de las más altas de todo torneo desde el punto de vista individual, y si España quiere tener éxito, entre los tres deben de compensar las carencias que puedan tener las alineaciones del equipo español, como puede ser no tomar siempre la mejor decisión con posesión y que el rival pueda contragolpear, o perfiles que no ofrecen demasiada solidez defensiva si el rival logra tener fases largas con la pelota en campo rival. Ahí, el tacto de Busquets para evitar contras, y la anticipación o correcciones en espacios abiertos de los centrales serán decisivas para defender nuestra puerta, además de esa jerarquía de Ramos y Piqué para proteger el área española si el rival empuja a todo el bloque sobre la meta de DeGea o Casillas. En otras palabras: aunque el sistema funcione como un reloj, será complicado que España gane si este triángulo defensivo no apaga fuegos de forma individual.

6. El camino al gol y sus alternativas

El último partido amistoso frente a Georgia dejó dudas sobre la capacidad resolutiva de la selección, y sin duda ese será uno de los problemas a solucionar en la cita de Francia. El once con Morata y Nolito debería de ayudar a afrontar ese problema, ya que ambos suman capacidad de resolución en diferentes situaciones de juego. Es cierto que ninguno de los dos llega al nivel de determinación que mostró DavidVilla en 2010 -ahí España tenía a un, probablemente, delantero dentro del Top 5 mundial como mínimo- y es una condición que ni Nolito ni Morata tienen ahora mismo. En cualquier caso, el delantero de la Juventus ha mostrado que en la Liga de Campeones -lo más parecido a una Eurocopa a lo que se ha enfrentado a nivel emocional- no le ha temblado el pulso para ser resolutivo.

En cualquier caso, España debe añadir opciones para batir la meta rival, sobre todo teniendo en cuenta que Silva, Iniesta y Fàbregas -los medios que parten como titulares- no son jugadores con mucha cuota de gol, aunque tengan capacidad para colarse en defensas cerradas y una enorme creatividad para dar el último pase. De hecho, analizando la alineación, los dos jugadores que transmiten mayor determinación en el remate después de Morata y Nolito son Piqué y SergioRamos, de modo que el balón parado podría convertirse en una alternativa decisiva a la hora de desatascar partidos.

Llegados a este punto, es evidente que el banquillo deberá de aportar soluciones, y ahí hay tres nombres que se antojan claves. El primero de ellos es Pedro, por el simple hecho de que tiene también grandes alternativas de ser titular. Cierto que su temporada en el Chelsea no ha sido positiva, pero es un perfil que encaja bien en las necesidades de la selección: capacidad para romper dirección a portería y golpeo con las dos piernas para acabar jugadas. Los otros dos nombres son Aduriz y LucasVázquez. El del Athletic es sin duda el primero al que acudir si hay necesidad de romper un marcador a nuestro favor, y para ello hay que mirar también la figura de LucasVázquez, un excelente revulsivo que además potenciará al delantero vasco a través de su desborde y centro lateral.

En definitiva, una convocatoria que a pesar de haber generado ciertas dudas -principalmente los nombres de Saúl, Isco o Alcácer han sido los más recordados-, analizando de forma detallada las decisiones de VicentedelBosque, queda claro que hay varios argumentos clave para que se haya dado de esta forma: apostar por algunos jugadores con experiencia en la selección, la difícil tarea de lidiar con el relevo generacional, y la realidad de que el estilo visto entre 2008 y 2012 debía de ser matizado para elevar la capacidad de competir.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon