Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Toni Nadal: "Hay preocupación, pero Rafa ya ha reaccionado otras veces"

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 22/04/2014 Ángel Rigueira
© Image MundoDeportivo.com

Rafa Nadal debuta este miércoles contra Albert Ramos en el Barcelona Open Banc Sabadell-62 Trofeo Conde de Godó. Aspira a un noveno título, pero sobre todo quiere recuperar el buen juego, la confianza, tras el varapalo moral sufrido en el Open de Australia por la lesión de espalda y la reciente derrota en Montecarlo a manos de David Ferrer.

Toni Nadal analiza para MD la situación de su sobrino y pupilo, número uno mundial. No esconde cierta preocupación por el estado anímico de Rafa, aunque confía en que dé la vuelta a la situación como en ocasiones anteriores.

Entrenamientos de tres horas, con trabajo en pista pero también con mucho intercambio verbal de impresiones. ¿Por qué está intensidad?
Después de una derrota has de estar más al tanto, las cosas en Montecarlo no salieron bien y si tienes problemas miras de solucionarlos.

Se observan muchas charlas entre el jugador y su equipo técnico después de que Rafa confesase "un bajón mental".
Siempre me ha preocupado más la parte mental. Al final el tenis es mental. Cuando uno ha demostrado iertas habilidades todo va junto, lo físico, mental y técnico, pero si estás bien mentalmente los golpes salen. Si no, la pelota se va. Eso pasa con Rafa o con Federer. Por ejemplo, Roger sufrió dos duras derrotas en la tierra de Hamburgo y Gstaad. ¿Por qué? Porque acusó la falta de confianza derivada de su pronta eliminación en Wimbledon.

¿Y un ejemplo con Rafa?
En 2011 la cabeza de Rafael no funcionaba del todo contra Novak Djokovic (perdió siete finales consecutivas contra el serbio). Pero Rafael está acostumbrado a tener que trabajar esto, y le dio la vuelta, normalmente ha conseguido invertir la situacion.

¿Le sorprende que Nadal siga haciendo referencia a lo sucedido en Australia?
Sí me sorprende. A mí las derrotas me afectan cuando estoy a punto de ganar. Pero por una cosa u otra ese partido no tengo la sensación de haberlo perdido por lo que pasó (la lesión en el calentamiento). Me dolió más la final frente a Djokovic (en 2012), en el que se perdió por una bola.

Quizás Nadal vio en Melbourne una muy buena opción de ganar su decimocuarto Grand Slam.
No sé si se veía ganador, pero sí está claro que era una opción y es una pena no poder disputarla en buenas condiciones. Yo no le he vuelto a hablar de Australia, muchas veces entiendo que las cosas no te tienen que afectar más de la cuenta. Pero cada uno lo vive a su manera. Cierto es que haber ganado un decimocuarto Grand Slam hubiera supuesto un salto muy grande, estar sólo por detrás de Federer y quizás pensar en llegar a él.

¿Y cómo se cambia la tendencia?
Con trabajo. En un momento puntual puede que tengas la inspiración que te permita hacer un clic en un instante, pero lo normal es que el cambio llegue con trabajo.

Además, la situación es comprometida en pleno periplo de tierra batida, el punto álgido de la temporada de su jugador.
Es una preocupación añadida. Y además aquí, en el Godó, quieres quedar siempre bien, por más motivo aún al fichar por el Banco Sabadell (Rafa es su nuevo embajador internacional). Rafael genera muchas expectativas y a él es un torneo que le hace una especial ilusión. De hecho, toda la temporada de tierra es especial e importante para nostotros. Es más presión. Hay que reaccionar ya y en eso estamos.

¿Cómo han ido los entrenamientos previos al inicio del torneo?
De menos a más, cada día mejor pero esperando que salga un buen partido. En Montecarlo el entrenamiento era positivo pero jugando las cosas no salieron. Espero que esta vez sea diferente porque normalmente Rafael juega mejor en los partidos que en los entrenamientos. Allí no tuvo tranquilidad, faltó confianza, y es un pez que se muerde la cola: si ganas, tienes confianza, si no, baja, y hay que trabajar para romper esa dinámica.
 
¿Los rivales pueden perder el respeto a Rafa?
El respeto te lo pierden cuando juegas. Mejor si vienes aquí y ganas. Si no, no es que la gente salga tranquila contra ti pero sí que se dice este tío no está bien y.... Lo que hay que hacer es jugar bien.

¿Se le pasa por la cabeza perder aquí?
Lo lógico es que puedas perder cuando juegas contra gente buena. En nuestro camino podrían estar Ramos, Feliciano, Verdasco, y si llegas a la final, Ferrer, que te puede ganar como en Montecarlo. Sí, Nadal es el máximo favorito porque los números le avalan, pero puede perder. Lo que no es normal es ganar ocho veces un mismo torneo, eso no lo hacía ni Borg. Si Rafael gana el torneo será una inyección de moral importante porque habrías ganado a gente buena de la tierra batida. Pero el cuadro es del máximo nivel, con el campeón y el finalista de Roland Garros (Nadal y Ferrer), Almagro, Verdasco o Nishikori. Hay mucha gente buena, perder tampoco sería una sorpresa ni nos generaría una situación de urgencia. 

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon