Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Tottenham y Arsenal empatan en un precioso derbi

SPORTYOU SPORTYOU 05/03/2016 sportyou
Tottenham y Arsenal empatan en un precioso derbi © Getty Images Tottenham y Arsenal empatan en un precioso derbi

Tottenham y Arsenal han empatado (2-2) en un vibrante derbi del Norte de Londres en el que había gran parte de las aspiraciones de ambos conjuntos de cara a ganar la Premier League. El choque ha tenido emoción, ritmo, alternativas, y algunos goles preciosos.

El arranque de partido fue de un enorme dominio del Tottenham. El conjunto de Pochettino salió con una determinación tremenda, consciente de la importancia del encuentro. Harry Kane, Delle Ali, Christian Eriksen y Erik Lamela, los cuatro atacantes del conjunto local, intercambiaban constantemente las posiciones, combinaban y hacían que la pelota estuviese cerca de la meta de un David Ospina que hoy tenía la difícil tarea de sustituir a Petr Cech.

Sin embargo ese dominio no se tradujo en remates realmente peligrosos -en el primer acto Ospina solo sacó un disparo comprometido, obra de Lamela-, y el Arsenal se aprovechó del trabajo de Welbeck para ir tomando aire montando algún contragolpe. En una acción así llegó el tanto del 0-1, obra de Ramsey gracias a un precioso remate de tacón. El tanto de los gunners cambió la dinámica del encuentro, y el Tottenham dejó de mostrar la seguridad que sí había enseñado en el arranque de encuentro.

Si el gol de Ramsey fue un episodio clave, el realmente decisivo se produjo en el minuto 10 de la segunda parte, cuando Coquelin, con amarilla, salió a robar con mucha agresividad una pelota a banda, derribando a Harry Kane y siendo expulsado. En el lapso de seis minutos que transcurrieron desde entonces los Spurs le dieron la vuelta al duelo, gracias a los tantos de Alderweireld y Harry Kane, quien marcó un auténtico golazo tras un disparo escorado para poner el 2-1.

Sin embargo, cuando el partido parecía cerrado después de la superioridad numérica obtenida por el equipo de Pochettino, Arsène Wenger decidió arriesgar dando entrada a Giroud por Elnenny, y el equipo en un arreón final logró empatar por mediación de Alexis Sánchez. El choque estuvo a punto de desequilibrarse hacia cualquiera de los dos lados en el tramo final, pero finalmente acabó en un empate que es celebrado por el Leicester City.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon