Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Triunfo vital del Oporto y partidazo de Casillas

SPORTYOU SPORTYOU 12/02/2016
Triunfo vital del Oporto y partidazo de Casillas © Getty Images Triunfo vital del Oporto y partidazo de Casillas

Tenía el Oporto que salvar un verdadero match-ball en su visita a Da Luz, y lo logró gracias a un sufrido 1-2. El Benfica lideraba la tabla con seis puntos de ventaja, y llegaba al duelo con una impresionante racha de once victorias consecutivas entre liga y copa. Esa dinámica positiva quedó claramente reflejada desde el inicio del encuentro, como demostró el gran arranque del equipo dirigido por Rui Vitoria. El choque empezó con un ritmo frenético y muchísimo ida y vuelta, contexto de partido en el que la tremenda movilidad de Jonas y Mitroglou -los dos puntas benfiquistas- resultaba dominante. Un nombre, sin embargo, destacó por encima de todos: el del jovencísimo Renato Sanches.

El centrocampista, pretendido por varios grandes de Europa, encaja perfectamente en este plan de juego. Tiene un dinamismo tremendo y una conducción potentísima, y dejó varias acciones muy peligrosas, entre ellas un pase medido a Mitroglou, quien en el minuto 18 marcó el 1-0 con un disparo ajustado. Tuvo el Benfica, posteriormente, varias acciones peligrosas, aunque no consiguió batir la puerta de Iker Casillas, gran protagonista del partido. En una de las contestaciones del Oporto Héctor Herrera equilibró el marcador, que se fue el descanso empate a uno.

Fue en el segundo tiempo cuando de verdad emergió la figura del meta español, que dejó varias acciones absolutamente brillantes. Primero, en un mano a mano con Gaitán. Después, salvando un despeje fallido de Martins-Indi que se colaba en la portería, y por último, con una doble intervención, la segunda de ellas a remate a bocajarro de Mitroglou. Poco antes de esa acción, el camerunés Aboubakar definió bien ante Julio Cesar, poniendo ese 1-2 que a la postre sería definitivo.

Con este triunfo el Oporto se acerca a tres puntos del Benfica -el Sporting de Portugal, de ganar su choque contra Nacional, mantendría los seis puntos de ventaja- salvando una situación que probablemente le hubiese dejado fuera de la lucha por el título, o al menos, en una posición muy comprometida. El hombre estrella de la noche fue Iker Casillas, que ofreció una actuación realmente decisiva.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon