Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Turín se viste de rojiblanco sevillista y benfiquista a la espera de la final

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 14/05/2014 EFE
Photo © Image MundoDeportivo.com

Las calles y plazas de Turín, ciudad italiana elegida por la UEFA para la final de la presente edición de la Liga Europa, se visten del color rojiblanco con el que coinciden los dos equipos que han llegado a este último partido del torneo, el Sevilla y el Benfica de Lisboa.

La jornada del martes fue la elegida por las dos expediciones oficiales para arribar a esta ciudad, una de las más importantes del norte de Italia, que cuenta en su área metropolitana con una población que ronda los dos millones de habituales, y fueron también unos cientos de aficionados de ambos equipos los que se dejaron ver ya por el centro de Turín.

Por la noche se escucharon algunos cánticos de unos y otros por la ciudad pero es hoy cuando se va notando a medida que avanza el día la gran expectación que ha despertado el partido.

Aunque cada afición tiene ubicado en Turín por la organización un punto de encuentro para su concentración, la verdad es que los hinchas sevillistas y benfiquistas se confunde por el centro de la ciudad para conocer también lugares destacados y turísticos como el Palacio Real, la Plaza del Castillo, la Iglesia de San Giovanni o la Capilla de la Santa Sindone.

El margen del río Po que linda con el centro de la ciudad es otra de las zonas de esparcimiento en un día decepción para parte de los aficionados turineses al fútbol, los del Juventus, que pretendían ejercer hoy de anfitriones en su estadio en esta final pero que fueron apeados en las semifinales por el Benfica, que vuelve dos semanas después de dar la sorpresa en el campo del campeón del Calcio.

De todas formas, algunos italianos recuerdan que no todos son del Juventus en esta ciudad y que para los seguidores del Torino (el rival local) no es ninguna decepción que hoy jueguen la final el Sevilla y el vigente campeón de la liga portuguesa.

La organización de la final ha preparado para las aficiones desde sus puntos de encuentros unos autobuses-lanzaderas gratuitos para trasladarlos al Juventus Stadium, una instalación moderna con capacidad para unos cuarenta mil espectadores que se encuentra a las afueras de la ciudad y alejado de las zonas de esparcimiento y turísticas.

Debido a las estrictas medidas de seguridad para este partido, también se recomienda que los aficionados lleguen con mucha antelación al estadio al ser lentas las medidas de control para su acceso, por lo que las puertas este recinto deportivo se abrirán dos horasy media antes del comienzo del partido, fijado para las 20.45.

Por eso, muchos seguidores de ambos clubes, que paulatinamente entran en la ciudad por vía férrea, carretera y en los aviones que hoy tienen saturado el aeropuerto turinés, también se concentran en los aledaños del estadio, donde existe un centro comercial con numerosas tiendas y restaurantes.

Si ayer Turín amaneció algo nublado, hoy el día está despejado, con sol y una temperatura agradable, por lo que también se puede contemplar desde distintos puntos de la ciudad, especialmente desde la zona del estadio, parte de la cordillera de Los Alpes, nevados aún en algunas de sus cumbres.

Entre tanto, los dos equipos se encuentran concentrados en sus respectivos hoteles, alejados del bullicio de sus aficiones y a la espera del traslado al Juventus Stadium.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon