Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Un Barça a medio gas golea al Deportivo

SPORTYOU SPORTYOU 15/10/2016 sportyou
Un Barça a medio gas golea al Deportivo © Getty Images Un Barça a medio gas golea al Deportivo

El Barça no necesitó de Messi, ni siquiera de su mejor versión como equipo, para sentenciar al Deportivo en apenas 45 minutos. Tras una primera parte a medio gas, los azulgranas se marcharon al descanso con un 3-0 que bien pudo ser ya una manita. A los tantos de Rafinha (dos) y Luis Suárez hubo que sumar dos remates a la madera, de Neymar al poco de empezar y del propio delantero uruguayo.

Ausente Sergi Roberto, Luis Enrique preparó un esquema asimétrico que puso de manifiesto una vez más que Aleix Vidal ha dejado de existir para él. Salió sin aparente lateral derecho y con tres centrales: Mathieu, Piqué y Mascherano, con Digne cogiendo el carril izquierdo. A la derecha, cuando tocaba, caía Mascherano para dibujar una línea de cuatro.

A falta de fútbol brillante, el Barça mostró eficacia. Hizo sangre con una pérdida del Deportivo en la salida del balón, junto al vértice del área. Luis Suárez encontró a Rafinha y, a su disparo, Lux se hizo transparente. Por si fuera poco, poco después se tenía que marchar lesionado Sidnei, una ayuda inestimable en la salida del balón.

El Deportivo apenas se acercaba al área de Ter Stegen y el tramo final de la primera parte ensanchó el marcador de forma irremisible. En el 36 fue Rafinha quien embocó un cabezazo de Piqué, en posición dudosa. Y en el 43, Luis Suárez recibió de Neymar con un gran control y batió a Lux.

El regreso de Messi

Con el partido más que encarrilado para el Barça, el segundo tiempo comenzó con un estímulo para el público del Camp Nou cuando Leo Messi salió del banquillo a calentar. Diez minutos después, saltó al campo por el bigoleador Rafinha. Y dos más tarde, en su primera intervención, acudió al área para recibir un sensacional pase de Neymar y cruzarlo a la red.

Todo lo contrario le sucede a Alcácer, que sigue sin estrenarse como goleador desde su fichaje. El valenciano entró en el descanso por Suárez y ofreció una demostración práctica de la expresión "rematar al muñeco" cuando desperdició una dejada de Piqué solos ante Lux. Para entonces, Laure ya había dejado al Deportivo con diez con casi media hora por delante, por un codazo al mentón de Neymar.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon