Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Un Dauphiné para ajustar motores

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 07/06/2014 Mundodeportivo.com

El Criterium del Dauphiné Liberée es uno de los dos últimos bancos de pruebas para el Tour de Francia. El otro es la Vuelta a Suiza pero la carrera francesa, organizada por ASO como el Tour, concentra a los máximos favoritos a acabar en lo alto del podio de los Campos Elíseos seis semanas después.

El trazado de la edición que arranca el domingo en Lyon sigue la horrorosa dinámica del ciclismo contemporáneo, minimizando contrarrelojes y exagerando los finales en alto, en perjuicio de etapas de media montaña que exigen a los que llevan los coches a estrujarse las neuronas para hallar la táctica adecuada. De este modo, las carreras se deciden en los últimos dos o tres kilómetros (cuando no el último) de las subidas finales.

Contrarreloj prácticamente llana y corta en Lyon para abrir las primeras diferencias y encarar el atracón de montaña, sea con final en alto o no. La segunda etapa coloca la meta en el Col du Béal, un 'fuera categoría' al que se llega tras sólo 156 km y cinco subidas previas, la tercera podría llegar al sprint en Le Teil dependiendo del ritmo con que se suba Col de la Mûre, un segunda a 46 de meta. Más exigente por su descenso (9 km en picado) que por su subida, 3,8 km al 6,3%. Parecido perfil tiene la cuarta, con Col de Manse a 12 de meta. La quinta etapa sí es de las que pueden hacer afición, con casi 195 km, seis subidas (tres terceras y dos segundos) sobre un terreno traicionero y donde no va a ser fácil al persecución.

Al día siguiente, viernes, los sprinters pueden tener su única opción antes de afrontar un fin de semana de verdad exigente con final en un 'fuera categoría', Finhaut-Emosson, tocando a la frontera suiza y precedido de otro 'HC', La Forclaz. Antes otros tres puertos, todo en 160 km. Etapa nerviosa y donde las diferencias podrían dispararse. El postre se servirá el domingo que viene, con final en Courchevel, tras subir Saisies y Montagny en sólo 131,5 km.

Dos claros favoritos

Chris Froome, último ganador del Tour, y Alberto Contador, vencedor en 2007 y 2009, centran todo el protagonismo con permiso de un inoperante Vincenzo Nibali, que este año todavía no ha ganado y que ha recibido una dura carta recriminatoria sobre su rendimiento de Alexander Vinokourov, 'factotum' de Astana.

El madrileño despierta esperanzas entre la afición española, pese a que no llega al 100% y uno de sus directores deportivos, Philippe Mauduit, anuncia que se tomará la carrera “día a día”. Contador no compite desde que ganó País Vasco el pasado 12 de abril. Desde entonces, intensas sesiones de entrenamientos Teide arriba y Teide abajo, lo mismo que Chris Froome. Contador llega con 25 días de competición, sólo ha corrido cuatro carreras por etapas y en todas ha acabado en el podio: segundo en Algarve y Volta y ganador en Tirreno y País Vasco. En Dauphiné estará escoltado por Jesús Hernández y Nicki Sorensen.


Froome, por su parte, llega con una semana menos de competición que Contador y habiendo ganado Omán y Romandía y ser sexto en la Volta. Llega también con el alivio de saber que no tendrá que convivir en el Tour con Bradley Wiggins, apartado del Sky para la ronda francesa. Richie Porte, segundo el año pasado, será su escudero más valioso, sin olvidar a Geraint Thomas.

Nibali llega apercibido por 'Vino' y es, de los tres, el que llega más cargado de días de carreras: 35. No es que no haya ganado nada, es que no ha pisado un podio en lo que llevamos de temporada cuando el año pasado por estas fechas ya había vencido en Tirreno, Trentino y Giro.

Los 'outsiders'

Habrá que seguir con atención otros nombres. Algunos vienen del Giro y pueden pagar la acumulación de esfuerzo, como Dani Moreno, tercero el año pasado y desaparecido desde el abandono de 'Purito' en el Giro, el joven holandés Wilco Kelderman o el ya no tan joven Ryder Hesjedal. Romain Bardet y Julian Alaphilippe encarnan la esperanza francesa en ausencia de Warren Barguil, Tejay Van Garderen asumirá el liderato de BMC con el apoyo de Greg Van Avermaet,Arnaud Démare apunta a llevarse los dos únicos posibles sprints, Andrew Talansky será el jefe de filas de Garmin, lo mismo que Simon Spilak en Katusha.

Damiano Cunego ya no está para muchos trotes y Lampre se lleva en la recámara a Winner Anacona y Jurgen Van den Broeck tendrá la enésima oportunidad para tratar de demostrar que a sus 31 años deja de chutar al poste.

Beñat Intxausti liderará con todo merecimiento al Movistar y deberá responder a la confianza sin saber si la compañía del polaco Sylwester Szmyd, que no ha rascado bola desde que llegó al equipo en 2013, le servirá de algo.

Los Omega Zdenek Stibar y Michal Kwiatowski, que vuelve tras una primera parte de temporada espectacular, pueden dar mucha guerra, Thomas Voeckler montará algún numerito y Haimar Zubeldia liderará el Trek. Dani Navarro y Luis Ángel Maté serán los capitanes de Cofidis y de Sylvain Chavanel siempre hay que esperar algo bueno.

Las etapas
1ª etapa, 8 junio: CRI en Lyon (10,4 km)
2ª etapa, 9 junio: Tarare-Col du Béal (156 km)
3ª etapa, 10 junio: Ambert-Le Teil (194 km)
4ª etapa, 11 junio: Montélimar-Gap (167,5 km)
5ª etapa, 12 junio: Sisteron-La Mure (189,5 km)
6ª etapa, 13 junio: Grenoble-Poisy (178,5 km)
7ª etapa, 14 junio: Ville la Grand-Finhaut Emosson (160 km)
8ª etapa, 15 junio: Megève-Courchevel (131,5 km)

21 equipos de 8 corredores
AG2R La Mondiale, Astana, Belkin, BMC, Cannondale, Europcar, FDJ.fr, Garmin, Giant, Katusha, Lampre, Lotto, Movistar, Omega Pharma, Orica, Sky, Tinkoff, Trek, Cofidis, IAM y Netapp.

Dorsales a seguir                                                                          Froome y Thomas (GBR), Contador, Moreno, Navarro y Nieve (ESP), Nibali, Cunego y Pozzato (ITA), Porte, Gerrans y Bobridge (AUS), Van Garderen y Talansky (USA), Kwiatkowski y Szmyd (POL), Hesjedal (CAN), Bakelants, Meersman, Van Avermay y Van den Broeck (BEL), Fuglsang (DIN), Hushovd (NOR), Impey (RSA), Navardauskas (LTU), Spilak (SLO), Taaramae (EST), Voigt (ALE), Boom, Kelderman y Westra (NED), Nordhaug (NOR), Stybar y König (CHE), Bardy, Sy. Chavanel, Démare, Gadret, Gallopin, Péraud, Vichot y Voeckler (FRA).

El palmarés
65 ediciones disputadas. Treinta victorias para Francia, diez para España, cinco para Gran Bretaña, tres para Bélgica, Colombia y Suiza, dos para Estados Unidos y una para Alemania, Australia, Kazajistán, Holanda, Polonia y Eslovenia. Tres ediciones sin ganador.

Récord de victorias
Tres para Nello Lauredi (FRA, 1950 a 1954), Luis Ocaña (ESP, 1970 a 1973), Bernard Hinault (FRA, 1977 a 1981), Charly Mottet (FRA, 1987 a 1992).

Últimos ganadores
2009: Alejandro Valverde (ESP)
2010: Janez Brajkovic (SLO)
2011: Bradley Wiggins (GBR)
2012: Bradley Wiggins (GBR)
2013: Chris Froome (GBR)

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon