Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Un Dortmund con suplentes deja la liga en bandeja al Bayern

SPORTYOU SPORTYOU 10/04/2016 sportyou
Un Dortmund con suplentes deja la liga en bandeja al Bayern © Getty Images Un Dortmund con suplentes deja la liga en bandeja al Bayern

El Borussia Dortmund no ha podido pasar del empate (2-2) en su visita al Schalke 04 en el derbi de la cuenca del Ruhr, lo que deja la distancia con el Bayern de Múnich -que ayer ganó su partido frente al Stuttgart- en 7 puntos, cuando quedan 15 en juego. Thomas Tuchel sorprendió dejando en el banquillo a Mkitharyan, Gündogan, Reus o Aubameyang, nombres clave dentro de su sistema, quizás pensando en el partido de vuelta de Europa League frente al Liverpool del próximo jueves.

El partido en su primera parte fue bastante espeso, aunque el Dortmund -a pesar de contar con esa alineación llena de hombres suplentes- conseguía estirarse con algo más de frecuencia. El joven Christian Pulisic, partiendo desde el sector derecho del ataque, tuvo alguna buena opción, aunque finalmente el equipo visitante no consiguió atinar y el partido se marchó al descanso con 0-0.

La segunda mitad fue una historia totalmente diferente. Tuchel introdujo a Mkitharyan, que comenzó a agitar el ataque del Dortmund, y el equipo visitante consiguió adelantarse en el marcador gracias a una acción sublime de Kagawa, que logró recibir la pelota en la frontal del área y con un exquisito toque de vaselina superó a Fährmann.

El tanto dinamitó el encuentro, que comenzó a ir de una portería a otra con un ritmo trepidante. El Schalke, en un arreón de agresividad, consiguió empatar el duelo a través de un Leroy Sané que ya había sido el más activo en la primera parte. Poco después el Borussia volvió a ponerse por delante en el marcador, gracias a un cabezazo sin oposición de Ginter, y en los minutos posteriores volvió a llegar la reacción minera, que puso el 2-2 después de que Huntelaar transformase un penalti.

En los últimos minutos Tuchel metió a Aubameyang y Gündogan, pero no ganó en control y el partido siguió teniendo ocasiones de uno y otro bando. Sin embargo, ninguno de los dos equipos logró acertar con el arco rival, en un reparto de puntos que no deja contento a ninguno, ni en el plano clasificatorio -ambos necesitaban sumar tres unidades- ni en el emocional, ya que los aficionados no podrán presumir de triunfo.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon