Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Un Messi de dos caras

SPORTYOU SPORTYOU 13/11/2016 Marc Fuster
Un Messi de dos caras © Getty Images Un Messi de dos caras

El jugador que nunca se esconde con el Barcelona y que gana partidos como y cuando él quiere -como ante el Sevilla- es incapaz de hacer lo mismo con Argentina. Leo Messi ha sido señalado como el encargado de sacar a la selección adelante. "A Messi se le pide que gane los partidos él solo en un contexto muy desfavorable", señala Verónica Brunati, corresponsal de la albiceleste para el Diario As y Sport.

En medio de un ambiente hostil en el que se acusa a los jugadores de "falta de actitud" y de "fracasados", la figura de Messi vuelve a ser muy discutida. Tras anunciar su renuncia a la selección después de la tercer final perdida en tres años, el '10', regresó al equipo para ayudar a Argentina a clasificarse para el Mundial de 2018, quizás el último que pueda jugar. Su gran estado de forma con el Barça -pichichi de la Liga y de la Champions League con ocho goles en sendas competiciones- daba esperanzas a los aficionados argentinos ante la Brasil de su amigo Neymar. Las diferencias son odiosas y los números de Messi con el Barça y con Argentina no tienen nada que ver. Mientras con la camiseta azulgrana ha anotado 469 goles y repartido 220 pases en 545 partidos -participa en un gol cada 63 minutos-; con Argentina ha marcado 56 tantos en 115 encuentros y dado 46 asistencias.

"undefined"==typeof window.datawrapper&&(window.datawrapper={}),window.datawrapper["zJMme"]={},window.datawrapper["zJMme"].embedDeltas={"100":346,"200":260,"300":260,"400":217,"500":217,"600":217,"700":217,"800":217,"900":217,"1000":217},window.datawrapper["zJMme"].iframe=document.getElementById("datawrapper-chart-zJMme"),window.datawrapper["zJMme"].iframe.style.height=window.datawrapper["zJMme"].embedDeltas[Math.min(1e3,Math.max(100*Math.floor(window.datawrapper["zJMme"].iframe.offsetWidth/100),100))]+"px",window.addEventListener("message",function(a){if("undefined"!=typeof a.data["datawrapper-height"])for(var b in a.data["datawrapper-height"])"zJMme"==b&&(window.datawrapper["zJMme"].iframe.style.height=a.data["datawrapper-height"][b]+"px")});

Pese a ello, el azulgrana vio como la 'canarinha' los barría y él era incapaz de ser ese jugador decisivo que es en el Barça. Bien es cierto que de los 16 puntos logrados hasta el momento en la ronda clasificatoria, nueve han sido con Messi en el campo -tres victorias y la derrota ante Brasil-. Sin él, Argentina ha naufragado y solo ha sumado siete puntos en siete encuentros. Por ello, para Brunati, "el culpable de la situación no puede ser Messi. La AFA vive en un total desgobierno y acumula siete entrenadores en los últimos diez años. A eso hay que sumarle que Bauza era el decimoprimer candidato para ser seleccionador argentino".

Pero, ¿como puede ser que con el Barça sea el mejor y con Argentina uno más? Para la periodista, la clave está en el proyecto: "El funcionamiento del Barça es completamente distinto al de una selección que no tiene proyecto deportivo. El 4-4-2 ante Brasil obligó a Messi a jugar a 30 metros de la portería, así es muy difícil que decida los partidos". En la misma línea se mueve Jonathan Lopez, periodista de la Cadena Uno argentina, y añade: "El sistema de juego no le ayuda pero ya se intentó jugar como en el Barça cuando el seleccionador era Martino. Evidentemente, no es lo mismo jugar con Banega y Biglia que con Xavi e Iniesta".

La cabeza, un factor clave

Para Lopez, el factor psicológico está pasando factura al combinado argentino: "En sus cabezas ronda que quedarse fuera del Mundial de 2018 sería un fracaso histórico y eso les está pesando mucho". Además señala las palabras del 'Kun' Agüero tras el encuentro cuando señaló que con Argentina intentaba pensar que jugaba con el Manchester City para evitar la presión.

Por otra parte, Brunati cree que ésta es la mejor generación desde 1994, aquella albiceleste tenía a Diego Armando Maradona, Gabriel Batistuta y el 'Cholo' Simeone en sus filas: "Empezaron de juveniles con Marcelo Bielsa y José Pekerman, pero después de aquello todo se rompió y ahora mismo la selección está partida". Además, apunta que Tite ha sido capaz de crear un equipo en torno a Neymar y que el 'Patón' no ha podido hacer lo mismo con el capitán de su selección.

Leo Messi, el mismo que maravilla correteando con la camiseta azulgrana y que ha puesto en duda el veredicto final del Balón de Oro no acaba de arrancar con Argentina. El '10' lo intenta, como ante Uruguay, cuando ganó el partido él solo, pero el entorno no ayuda. Messi no es el mismo y, por el bien de la albiceleste, necesitan que muestre su cara más decisiva en los próximos siete encuentros.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon