Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Un partido por la permanencia desde distintos puntos de vista

AS AS 19/04/2014 Víctor López

El objetivo es el mismo. La situación, bien distinta. No hay nada más, ahora mismo, que no sea quedarse un año más en Primera División. Algo por lo que pelea cada año un Levante que tiene, una vez más, el objetivo a tiro de piedra. Un triunfo esta tarde podría, incluso, suponer la salvación matemática (dependiendo de otros resultados). La mala racha en la que andan metidos los granotas le han impedido respirar tranquilos mucho antes, aunque aún así no ha llegado a cundir el pánico en Orriols viendo que el colchón con el que cuentan es bastante confortable y placentero. Al menos todavía. Y del otro lado, el Getafe. Todo lo contrario que los valencianos. Primero porque no estaba hecho ese equipo para tener el agua al cuello a estas alturas. Y segundo por que su margen es bastante menor ya que cada punto que se escapa es una bocanada de aire menos para sus castigados pulmones.

La necesidad aprieta mucho más a los de Cosmin Contra. Se fueron metiendo ellos solos en un lío del que ya veremos si son capaces de salir. Calidad le sobra. Pero hay que ponerla en práctica y, sobre todo, hacerla efectiva. Algo que no han hecho durante muchos tramos de la Liga. De ahí su situación. El relevo en el banquillo tampoco ha terminado de dar resultado, más fruto del bucle y la dinámica que atraviesan que los métodos que pudieran tener su actual técnico o su antecesor.

Los de Caparrós, sin embargo, llevan semanas viviendo el día de la marmota. ‘Si ganamos éste, ya está’. Pero aún no ha llegado el día de descorchar el champagne. Podría ser hoy, sí. Aunque mucho debe cambiar el equipo de sus últimas actuaciones.

Ivanschitz, en tiempo de récord

Aunque no parece que vaya a llegar a tiempo de medirse al Getafe esta tarde, la recuperación de Andreas Ivanschitz va por muy buen camino. El austriaco cayó lesionado en las horas previas al choque del Athletic de Bilbao hace casi un par de semanas y, aunque el tiempo estimado de recuperación se fijó en cerca de 21 días por lo que llegaría muy justo al duelo ante el Elche, todo apunta a que estará a disposición de Joaquín Caparrós sin ningún problema. Ayer ya realizó la primera parte de la sesión con sus compañeros.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon