Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Un soberbio De Gea no salva al Manchester United (2-0)

SPORTYOU SPORTYOU 10/03/2016 sportyou
Un soberbio De Gea no salva al Manchester United (2-0) © Getty Images Un soberbio De Gea no salva al Manchester United (2-0)

El Liverpool ha conseguido un fantástico resultado en el partido de ida de los octavos de final de la Europa League, después de vencer por 2-0 al Manchester United. El equipo de Jürgen Klopp ha sido muy superior a su rival durante toda la primera parte, y aunque en el segundo acto las fuerzas se igualaron, el conjunto entrenado por el técnico alemán se lleva una gran renta de cara a la vuelta en Old Trafford.

En la primera mitad el Liverpool ha mostrado todas las señas de identidad que le gustan a su entrenador: presión coral, verticalidad tras recuperar el balón y un rival que era constantemente ahogado cada vez que intentaba iniciar jugada. El Manchester United no ha conseguido apenas desplegarse durante los primeros 45 minutos, y se ha tenido que encomendar en una actuación de primerísimo nivel de David de Gea para que el resultado en ese tramo inicial no fuese mucho más amplio. El Liverpool se marchó al descanso ganando 1-0 gracias a un gol de penalti transformado por Daniel Sturridge.

En la segunda parte, sin embargo, el guión del partido cambió. Van Gaal decidió dar entrada a Carrick, quien entró en el lugar del joven Marcus Rashford, y con ello introdujo una variación significativa en el sistema. El Manchester United comenzó a jugar con tres centrales -de partida utilizó defensa de cuatro- y Blind pasó a jugar como carrilero izquierdo. Gracias a ello el equipo visitante comenzó a llegar con más asiduidad a campo rival, y al menos comenzó a sacudirse esa presión tan agresiva del Liverpool.

Sin embargo, un fallo en un despeje, precisamente de Carrick, el hombre que había sido decisivo para cambiar la dinámica del partido, dejó la pelota muerta en los pies de Lallana dentro del área del Manchester United, que asistió a Firmino para que anotase el 2-0 definitivo, resultado que deja al equipo de Klopp con grandes opciones de llegar a los cuartos de final de la competición.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon