Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Un temporada de éxitos da paso a un verano de incógnitas

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 16/06/2014 EFE

Nacho Herrero

Valencia, 16 jun (EFE).- Con la canasta que dejó al Valencia Basket fuera de la final de la Liga todavía en la retina, el club da paso desde hoy a un verano lleno de incógnitas, con su director deportivo y sus capitanes sin contrato y con algún grande de Europa interesado en su técnico Velimir Perasovic y en varias de sus estrellas.

Después de varias temporadas en las que su creciente competitividad no obtenía premio, el club valenciano ha firmado una temporada brillante y vibrante, en la que ha multiplicado su comunión con una afición entregada al equipo.

La mejor fase regular de la historia de la entidad dio paso a la disputa de una apasionante semifinal de la ACB ante el Barcelona decidida en un 'cara o cruz', en el que al Valencia Basket le salió cruz.

En Europa, la conquista de la Eurocopa le ha reabierto las puertas de la Euroliga y aunque desde la entidad se insiste en que se quiere dar continuidad al proyecto, no parece fácil que pueda hacerlo.

El club y Toni Muedra, su director deportivo desde finales de 2008, no han llegado a un acuerdo para renovar el contrato que les une hasta final de junio y, salvo que se retomen unas negociaciones que se dan por cerradas, Muedra no continuará en la entidad valenciana,

Su salida obligaría al Valencia Basket a designar un nuevo responsable deportivo, cargo que siempre ha sido ofrecido a alguien de la casa.

Muedra fue el gran valedor de Perasovic, con el que ha trabajado mano a mano durante los últimos dos años. Este técnico renovó recientemente su contrato, pero es uno de los entrenadores que maneja el CSKA de Moscú para sustituir en su banquillo a Ettore Messina.

Al tener contrato en vigor, una hipotética salida del entrenador croata sólo se podría dar mediante negociación o el pago de su cláusula de rescisión, pero el poderío económico del club ruso hace que esa circunstancia no sea un gran problema si finalmente deciden apostar por Perasovic y el entrenador acepta su propuesta.

De los doce jugadores que componen la plantilla, seis acaban contrato con el final de la temporada, y entre ellos están los dos capitanes del equipo, Rafa Martínez y Serhiy Lishchuk, que son los que más tiempo llevan en el club.

También acaban su vinculación el base estadounidense Oliver Lafayette, que tiene ofertas que podrían doblar su actual salario, Romain Sato, con el que el club negocia desde hace varias semanas la firma de un nuevo acuerdo, y los jugadores interiores Juanjo Triguero y Ksytoff Lavrinovic.

Además, aunque le queda una temporada más de contrato, el club ve muy complicado poder retener a Justin Doellman, por el que han demostrado interés algunos de los clubes más potentes de la Liga ACB y de la Euroliga.

Para asegurarse su continuidad esta campaña, en el pasado verano la entidad le mejoró el contrato y acordó una cláusula de salida muy asequible, por lo que entienden que el jugador, en cualquier caso, la ejercerá para sentirse libre a la hora de escuchar ofertas, incluida la del propio Valencia.

Con todo, podría no ser Doellman el único jugador con contrato que deje la entidad pues los éxitos del club han hecho que muchos otros equipos piensen en sus jugadores para sus plantillas. Es el precio del éxito, que ahora el Valencia debe gestionar.

1010146

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon