Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Una dictadura bipartidista

Marca Marca 05/06/2014 marca.com

La Fórmula 1 parece estar anclada en un dejà vu constante desde hace más de un año. Concretamente desde el Gran Premio de España de 2013. En Montmeló ganó Fernando Alonso y, desde entonces, Red Bull y Mercedes se han repartido todas las victorias. Y ya van 20.

Son más de 365 días de dictadura bipartidista en el Gran Circo. El curso pasado Red Bull y Sebastian Vettel arrasaron desde España con 11 victorias, solo interrumpidas por las dos que logró Nico Rosberg y la que se llevó Lewis Hamilton. Esta temporada, pese al cambio radical en las normas, la cosa ha cambiado poco en este sentido, con la salvedad de que Vettel ha dejado paso a los Mercedes, quienes llevan pleno en 2014. Seis de seis, repartidas en cuatro triunfos de Hamilton y dos de Rosberg.

En total, 20 carreras que se reparten de la siguiente manera: 11 de Red Bull -todas de Vettel- y 9 de Mercedes -5 de Lewis y 4 de Nico-. Para los demás, agua. Desde que se iniciara el Mundial de 2013 solo dos pilotos de otras escuderías han podido batirlos. Kimi Räikkönen, cuando aún estaba en Lotus, y Fernando Alonso, que lo hizo por partida doble. Lo más sonrojante es que ambos lograron las tres victorias a comienzos de la temporada anterior.

Mercedes y Red Bull dominan la F1 desde hace más de un año © Mercedes y Red Bull dominan la F1 desde hace más de un año Mercedes y Red Bull dominan la F1 desde hace más de un año

La cosa no queda ahí. Las 'pole positions' también son territorio de ambas escuderías. En 2013 se repartieron todas, siendo 11 de Red Bull -9 de Vettel y 2 de Webber- y de 8 de Mercedes -5 de Hamilton y 3 de Rosberg-, mientras que en 2014 todas han sido del equipo de la estrella -4 para Hamilton y 2 para Rosberg-. Resultado: 25 poles consecutivas para ellos.

Y el panorama no parece que vaya a cambiar a corto plazo. En Canadá huele a que Mercedes seguirá una carrera más por delante y, de fallar sus dos pilotos, ahí están los de la escudería del toro, que han recuperado el terreno perdido en las primeras carreras. La única alternativa real ahora mismo es Ferrari, que cuenta, curiosamente, con los dos últimos pilotos que pudieron acabar por delante de los dos gigantes del momento, aunque todavía se encuentra muy lejos de poder batir a los cuatro monoplazas.

Y resto ya está a años luz. Force India es la única a la que se le podría poner a la altura de Ferrari. McLaren sigue sumida en su crisis, Lotus se ha hundido, Williams y Toro Rosso han mejorado mucho pero no lo suficiente y Sauber, Marussia y Caterham luchan por otros objetivos. Este Mundial es cosa de dos equipos y casi, casi, de uno.

En twitter:
@miguelangaro

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Marca

image beaconimage beaconimage beacon