Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Una tapa de alcantarilla siembra el caos en Mónaco

ABC ABC 26/05/2016 J. C. Carabias
Momento del accidente. © Diario ABC Momento del accidente.

Fue un segundo en el que pudo pasar de todo y acabar en un serio incidente. Y por fortuna no sucedió nada. Los primeros entrenamientos del Gran Premio de Mónaco dejaron una imagen inusual y más en esta carrera organizada casi a la perfección en las calles del Principado. Una tapa de alcantarilla destrozó la parte delantera del McLaren de Jenson Button durante los primeros entrenamientos.

Sucedió cuando faltaban cinco minutos para terminar la sesión, que consta de una hora y media. Transitó Rosberg por la rampa de subida al famoso casino de Montecarlo, se pegó a la parte izquierda y de repente saltó una tapa de un sumidero de agua.

Parecía que se había soltado alguna pieza del Mercedes del líder del Mundial, pero no. Era la cubierta de una alcantarilla, que impactó con violencia contra el coche que venía por detrás. Era el McLaren de Jenson Button. La parte delantera del coche inglés quedó destrozada, los entrenamientos se detuvieron con bandera roja y la sesión concluyó antes de tiempo. Button no sufrió ningún percance físico.

El árbitro de la Fórmula 1, Charlie Witthing, se personó en el lugar junto a varios comisarios al terminar la sesión. Varios operarios soldaron la tapa con soplete para evitar males mayores en el resto del gran premio.

MÁS EN MSN

-Ricciardo y el síndrome Webber

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ABC

image beaconimage beaconimage beacon