Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Una tibia despedida en el nuevo San Mamés

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 12/05/2014 Iñaki Ugalde
Photo © Image MundoDeportivo.com

Los jugadores del Athletic se situaron en el centro del campo de San Mamés nada más despedirse de los de la Real para dedicar una ovación asu hinchada bajo los sones del himno rojiblanco. Ni más, ni menos. Esta vez, a diferencia de lo vivido hace dos viernes en Vallecas, no hubo una segunda salida al terreno para celebrar el cierre de tan brillante campaña ni un saludo grada por grada a modo y manera de lo que se estila en la Bundesliga.

Nada hacía presagiar un agur tan tibio, un final de fiesta tan o igual descafeinado que el propio derbi que se había disputado minutos antes. Quedará para la historia de este último choque la fotografía de los once titulares con una pancarta en la que se podía leer "Denok batera lortu dugu! Eskerrik asko!". Ni los suplentes frente a la Real se animaron a salir del banquillo para sumarse a la instantánea.

El ambiente reinante en Bilbao y Bizkaia a lo largo de la jornada fue de fiesta en lo que al fútbol hace referencia. En muchas localidades aparecieron los balcones con la bandera del Athletic. Muchas personas, no sólo niños o jóvenes, se animaron a salir a la calle con la casaca del conjunto bilbaíno.

El metro y buena parte del resto de los transportes públicos se abarrotaron de gente en las horas críticas previas al inicio del choque. Los vagones con destino a San Mamés iban hasta la bandera. Pese a que no cabía ni un alma, casi todo el mundo encontró su sitio para subirse en marcha.

El colorido en las gradas estaba garantizado. Quizás el de ayer haya sido el partido de toda la temporada donde más rojiblanco se ha registrado en la grada. La iniciativa de San Miguel, con esa bufanda de regalo para todos los asistentes al derbi, ayudó lo suyo. La salida al campo de los protagonistas del encuentro resultó especialmente llamativa a este nivel.

Luego, cuando el balón empezó a rodar, hubo de todo. Pese a los desesperados y continuos intentos del sector más bullicioso del campo por contagiar al resto del aforo con sus cánticos, la mecha no acabó de prenderse salvo en momentos y conyunturas muy puntuales. El gol de Muniain, por ejemplo.

Da la sensación de que el club tiene una asignatura pendiente en lo que al factor ambiental hace referencia. El silencio imperamás de lo debido en un estadio donde el fútbol es religión. Dicen los más veteranos que siempre ha sido más o menos así. No es que Valverde y sus pupilos puedan quejarse del apoyo de los suyos, ni mucho menos, sino que sería recomendable que los cánticos y gritos de ánimo empezaran antes de rodar el balón y acabaran cuando los leones tomasen el túnel de vestuarios.

El Athletic, en cualquier caso, tiene mucho tiempo para seguir creciendo a todos los niveles en este coqueto y moderno estadio. Ahora, la próxima vez que los rojiblancos vuelvan a comparecer ante su público para disputar un partido de competición oficial, el estadio estará acabado. La grada de Vallecas, como hasta los propios leones llaman a uno de los fondos del actual San Mamés, pasará a mejor vida. La nueva tribuna ya emerge majestuosa por detrás de esa lona roja y blanca que ha servido como inspiración atacante a lo largo de esta campaña.

Un cambio impresionante

Charles pasará a la historia por ser el primer jugadoren marcar en el nuevo San Mamés. El último de la Liga llevará la firma de Agirretxe, el mismo delantero que hizo un doblete a Perú con la Euskal Selekzioa el pasado diciembre en este mismo escenario. El honor rojiblanco recaé en San José, el central que firmó el 1-1 en aquella ya lejana noche de lunes frente al Celta, y en Muniain, el autor del 1-0 de este domingo. El estreno del Athletic de su nuevo templo ha resultado sencillamente espectacular. Y dicen que lo mejor está por llegar.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon