Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Valencia se harta de Neymar

El Economista El Economista 24/10/2016
Neymar y sus compañeros celebran el gol de Messi antes del botellazo. © EFE Neymar y sus compañeros celebran el gol de Messi antes del botellazo.

El Valencia está buscando al culpable del botellazo que Neymar recibió el pasado sábado tras el gol con el que Messi dio el triunfo a los culés ante los che por 2-3. Pese a ello, fuentes del equipo de Mestalla señalan al propio Neymar como el origen de esa agresión. Están cansado de las provocaciones ya no sólo del brasileño, sino de todos los jugadores blaugranas.

Y es que, cuenta Marca, los incidentes se acumulan en el haber blaugrana cada vez que se desplaza a la capital del Turia. El año pasado, afirman, Luis Suárez también se encaró con la grada de animación valencianista cuando marcó el primer gol de la tarde.

Un año antes, en 2014, Busquets hizo lo propio cuando logró el gol de la victoria también sobre la bocina. Entonces también Messi recibió un botellazo.

Esa mezcla de altercados y las imágenes de este último altercado hacen que en el Valencia se hayan cansado de Neymar. Hay que recordar que ayer se difundieron unas imágenes en las que se ve como el propio Neymar, pero también Busquets, celebra el gol encarándose con los aficionados. Luego llegó el botellazo que impactó en la cabeza de Suárez, además de otros lanzamientos.

En el Valencia, insiste esta información, no dudan en afirmar que los aficionados no deberían caer en estas provocaciones, pero entienden también que un jugador como Neymar o cualquier otro futbolista de élite no debería comportarse de esta forma que ya le ha valido algún disgusto al brasileño.

Bronca en el túnel

Además de este altercado, al finalizar el partido hubo también lío en el túnel de vestuarios. Enzo Pérez, capitán local, se lanzó a por Neymar terminado el partido, pero sus propios compañeros evitaron que fuera a mayores sobre el campo.

En el camino al cambiador las chispas siguieron saltando con todo tipo de insultos y acusaciones que, sin embargo, no fueron reflejadas en el acta, aunque también existieron según las fuentes consultadas por Marca.

MÁS EN MSN

-¿Protestó Cristiano el gol de Morata?

Sigue los resultados de Liga en MSN

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de elEconomista.es

image beaconimage beaconimage beacon