Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Valverde: "Ganar sería un paso de gigantes"

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 26/04/2014 Ainara San Cristóbal
© Image MundoDeportivo.com

El vestuario del Athletic está contando las horas que faltan para la gran final por la Champions en la que se ha convertido la visita del Sevilla a San Mamés. "Estamos con esa ansiedad de jugar. Solo tenemos ojos para este partido. tenemos ganas de que llegue el domingo a las siete", confiesa Ernesto Valverde. Los leones están deseando enfrentarse a su principal enemigo en la exigente lucha por el cuarto puesto que llevan defendiendo con uñas y dientes desde hace ya casi cinco meses. Saben muy bien lo que se juegan. "Ganar supondría un paso de gigante y perder, un problema".

Es lo más parecido al todo o nada de cualquier final, sin llegar a ser absolutamente definitivo por las otras tres jornadas que restan. En caso de victoria rojiblanca, la renta sobre los andaluces se elevaría a seis más el golaverage. Un golpe letal solo reversible en caso de que los bilbaínos solo sumen un punto de los nueve siguientes y los de Emery hagan pleno. En cambio, la victoria sevillista desbancaría al Athletic del cuarto puesto. ¿Demasiado castigo? Para Txingurri es la magia del fútbol. "La competición es así. Se trata de jugártelo todo a una carta en momentos determinados", sostiene el técnico, consciente de que "este tipo de partidos son los que dan vida al fútbol, que haya esa tensión y emoción, que el público venga enchufado al campo... Sufrimos mucho estrés todos, pero luego juegas uno intrascendente y te aburres".

El quiz de la cuestión es saber manejar esa tensión. Que a los leones no les puedan los nervios. Por ese lado está tranquilo, porque "hay tanto que ganar en este partido...". Es mejor centrarse en eso, que en lo que supondría la derrota. "Es como una final, donde te lo juegas a una carta. Aunque quedan tres partidos más y no estará todo dicho, este partido sí va a marcar mucho: si ganamos y salimos con seis puntos de ventaja daremos un paso de gigante; y si el Sevilla nos quita la cuarta plaza pasaremos a dependerde sus errores, y eso es un problema".

En este punto aparece la tercera vía: el empate. Un resultado que beneficia más al conjunto bilbaíno que al sevillano, porque mantendría la distancia actual, sumando el golaverage general que tienen en este momento y con un partido menos por delante. "Es menos malo que perder, pero nosotros no pensamos en eso, sino en ganar, que es de lo que se trata en las finales", manifiesta.

Enrachados

El desarrollo del encuentro será el que determine si, llegada la recta final del encuentro, resulta más o menos interesante ser un tanto conservadores; porque el míster no esconde que "aquí de lo que se trata es de llegar al último partido con ventaja, depender de uno mismo, porque cuando dependes de los demás no sabes lo que puede ocurrir". Desde ese punto de vista, reconoce que "dependerá de cómo vaya el partido, si llegas al final, con uno menos... defender el empate podría ser bueno". Pero nunca será el planteamiento inicial.

"Cuando hablas mucho del empate parece que la gente lo puede tener en la cabeza, y nosotros no somos buenos en eso. Nos interesa un ritmo alto, sabemos que podemos aguantarlo, que tenemos capacidad para atacar la defensa del Sevilla... Cuando lleguen los últimos minutos, miremos el marcador y veamos cómo ha transcurrido el encuentro, veremos si nos vale o no, pero ahora en nuestra mente solo está salir a ganar el partido", reitera.

No hay que olvidar que el rival viene de sumar 27 puntos de los últimos treinta en juego. Aunque el preparador rojiblanco se centra en la racha propia. "Lo que está haciendo el Sevilla no nos pesa demasiado, nos pesa lo que llevamos haciendo nosotros. Al comienzo de la segunda vuelta les llevábamos seis puntos y hasta la semana pasada le sacábamos los mismos", recuerda, antes de admitir que "están en una racha importante y parece que las cosas le salen solas, contra eso también hay que luchar, pero nosotros también estamos en un momento de confianza y tenemos que intentar mantener el nivel que estamos mostrando en casa"

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon