Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Vardy y Kane tumban al campeón del mundo

SPORTYOU SPORTYOU 26/03/2016 sportyou
Vardy y Kane tumban al campeón del mundo © Getty Images Vardy y Kane tumban al campeón del mundo

Inglaterra le ha ganado 2-3 a Alemania en Berlín, remontando los dos goles iniciales logrados por el actual campeón del mundo. El partido fue ganando en ritmo y alegría según avanzaban los minutos, y después de presenciar una primera parte algo más insípida, los asistentes terminaron viendo un duelo con bastantes alternativas y emoción.

En el primer acto la selección inglesa planteó un partido de repliegue y contragolpe. Hodgson utilizó un once con jugadores jóvenes y que están funcionando bien en la Premier League, caso de Rose, Dier o Dele Alli, que están cuajando una gran temporada en el Tottenham, lo que les está abriendo las puertas de la próxima Eurocopa. En esa primera parte Inglaterra estuvo bien organizada, saliendo alguna vez al contragolpe gracias a la verticalidad de Harry Kane y un buen Welbeck.

Sin embargo, la pelota era de una selección alemana que cuenta con jugadores de primerísimo nivel en su frente de ataque. Para este partido Löw utilizó a Kroos y Khedira -que fue el mejor alemán del partido- en el doble pivote, con Özil, Müller, Reus y Mario Gómez por delante. No hubo excesiva fluidez en el ataque germano, pero un fantástico disparo de Kroos puso por delante a su equipo.

En la segunda mitad el choque se tornó en algo mucho más divertido y frenético. Khedira puso un enorme balón a Mario Gomez, que cabeceó a la red y estableció un 2-0 que parecía ser definitivo. Sin embargo, esta nueva hornada de jugadores ingleses consiguió remontar el encuentro, con un tramo final lleno de verticalidad, velocidad y precisión en los últimos metros.

La reacción inglesa recayó sobre los hombros de Kane y Vardy. El delantero del Tottenham se inventó un regate maravilloso en el interior del área, culminado con un gran disparo cruzado para recortar distancias, mientras que Vardy puso el 2-2 con un taconazo sublime tras centro lateral de Clyne. Poco después Dele Alli estuvo a punto de poner el 2-3, que finalmente fue obra de Eric Dier a la salida de un córner.

Por supuesto el hecho de tratarse de un encuentro amistoso hace que sea obligatorio ver el triunfo con cautela, pero la frescura con la que Inglaterra remontó el partido y el momento actual de los jóvenes futbolistas que ha utilizado Hodgson también dan licencia para esperar una mejoría del conjunto británico en la fase final de un gran torneo.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon