Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Verstappen, en el ojo del huracán

Marca Marca 29/08/2016 Tania Pérez
Verstappen, en el box de Red Bull. © Marca Verstappen, en el box de Red Bull.

Max Verstappen levanta pasiones... pero también ampollas. Y las continuas disputas en lo que va de campeonato demuestran que lejos de un alto al fuego la batalla no ha hecho más que empezar. El turno pasa ahora a los Ferrari, el nuevo enemigo a batir, contra quien ha desenfundado todas sus armas en Spa-Francorchamps. Chispas han saltado en el Gran Premio de Bélgica, tantas que han llegado hasta los bajos del monoplaza de Kimi Räikkonën.

Una curva le ha bastado al de Red Bull para desquiciar al mítico hombre de hielo. Räikkonën, que reprocha el agresivo carácter de conducción del jóven holandés, no ha dudado en señalarlo como la causa principal del accidente.

Verstappen y Räikkonën se tocaron por primera vez en la horquilla de La Source, choque que se repetirá posteriormente con el toque en Les Combes, y una vuelta más tarde llegó un nuevo incidente. Momento de inflexión que acabó con la paciencia del finlandés, cuyas quejas no se hicieron esperar. "Está claro que su único interés es empujarme fuera del circuito, completamente", acusó el de Ferrari.

Después del segundo accidente, cargó contra el holandés: "Es jodidamente ridículo, está girando cuando vamos a máxima velocidad por la recta", a lo que prosiguió, "Estoy dispuesto a tener batallas duras y luchas, pero tuve que frenar para no chocar, porque él cambió de dirección después de que yo hiciera mi maniobra. Eso, creo yo, no es correcto. Tuvimos suerte de que no hubo un accidente", concluyó.

Pero la del finlandés no es una guerra en solitario, le acompaña en primera linea de parrilla su compañero de escudería, Sebastian Vettel. Quien ha asegurado que va que hablará con el joven piloto de Red Bull sobre su forma de conducir. "El problema es que no caben tres coches en esa curva y el que va por dentro mete en problemas al que está en el exterior y creo que es lo que Kimi y yo hemos sufrido", dijo el alemán.

Vettel ha sido especialmente crítico con las frenadas de Verstappen, calificándolas de "incorrectas" y "agresivas". Por su parte el alemán se ha exculpado sobre el accidente, asegurando que tanto Räikkonën como Verstappen estaban en su punto ciego.

Y en Ferrari no hay dos sin tres, Maurizio Arrivabene ha decidido que lo de quedarse al margen no va con él. El séptimo y noveno puesto le han sabido a poco y tiene claro quien ha sido el culpable. "Hemos llamado a la FIA para pedir explicaciones. Nuestros pilotos son profesionales y Ferrari no pide las cosas a voces, por lo que esperaremos con calma una respuesta".

A la particular reprimenda se une también Toto Wolf, el jefe de Mercedes, recrimina el comportamiento agresivo del piloto a la hora de defender su posición, pero se muestra atraído por los destellos de genuinidad que muestra el joven. "En mi opinión, es refrescante, pero peligroso. Es un chico joven que me gusta mucho. Llega aquí sin miedo, sin respeto. Saca el codo y me recuerda a los grandes. Me recuerda a Lewis y a Ayrton Senna".

El nuevo hombre de hielo

Por su parte el holandés que no fue sancionado ya que las reglas no prohíben que un piloto que está defendiendo posición reaccione ante el ataque de otro corredor, prefirió dejar la polémica para el fin de carrera.

El de Red Bull ha hablado alto y claro: "Es ridículo". Verstappen ha catalogado de "gran mentira", las incesantes quejas de Räikkonën. "Especialmente tras lo ocurrido en la primera curva, cuando ellos hicieron algo como lo que hicieron. No voy a renunciar a mi posición tan fácilmente con ellos después de su actuación", aseguró.

Verstappen, que si por algo se caracteriza es por no tener pelos en la lengua, ha mandado un recadito al piloto de Ferrari. "Es bueno para la televisión cuando alguien se queja, pero si soy sincero, sólo estaba defendiendo mi posición. Si a alguien no le gusta, es su problema", apuntó.

Sobre la polémica salida, Verstappen entona a medias el 'mea culpa': "La salida no fue genial, pero desde ahí yo tomé el interior de la curva, giré fácilmente sin bloquear y simplemente me vi arrinconado", aseguró.

El holandés, que tiene para todos, también ha cargado contra Vettel. "Yo estaba en el interior y Kimi también me cerró, pero entonces Sebastian giró hacia nosotros dos. Él sabía que iba por el exterior y giró en la curva cuando hay otros dos coches, una acción que me ha causado muchos daños y ha terminado con mi carrera", concluyó.

MÁS EN MSN

-Guerra total entre Ferrari y Verstappen

-Hamilton: "La retirada de Alonso es una posibilidad real"

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Marca

image beaconimage beaconimage beacon