Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Vettel protagoniza su peor arranque con Red Bull

Marca Marca 26/05/2014 MARCO CANSECO. MONTECARLO
Photo © Proporcionado por marca.com Photo

Pese a haber renacido un tanto en las dos últimas carreras, con un rendimiento personal incluso por encima del de Daniel Ricciardo, en lo que se refiere a pilotaje puro, los problemas en el RB10 de Sebastian Vettel se están cebando con el tetracampeón del mundo. Cabizbajo y susurrando ante las cámaras de televisión, el alemán se ha convertido en un alma en pena, casi invisible y fuera del foco principal.

Ayer, en Mónaco, fue el turbo el que provocó el abandono en la vuelta 5, cuando marchaba tercero, tras una espectacular salida en la que rebasó a su compañero de box. No le duró la alegría, en la subida del Beau Rivage, justo cuando iniciaba la cuarta vuelta, su motor no entregaba potencia y era rebasado una y otra vez por sus perseguidores.

Es el peor arranque de Vettel en las seis temporadas que cumple con Red Bull, a 10 puntos de los 55 que atesoraba en 2009 a estas alturas. No hay victoria por primera vez y solo un podio adorna su hoja de servicios en el primer tercio de esta temporada.

Le pasan Ricciardo y 'Hulk'
"Es decepcionante. Tuve una buena salida y entonces perdimos potencia del turbo, por lo que no tenía aceleración y no me quedó más remedio que retirarme", decía el teutón, de 26 años, con un rostro que reflejaba el bajo momento por el que atraviesa. Ricciardo ya toma su cuarta plaza en el Mundial, e incluso Hülkenberg le relega al sexto. El balance es muy pobre para tratarse del segundo coche de la parrilla, pero la fiabilidad no le acompaña en lo más mínimo.

Seb intentó regresar a la pista tras una breve parada en boxes, donde intentaron solucionar el problema, pero fue en vano. "El equipo hizo todo lo que pudo, pero no había nada a nuestro alcance a esas alturas. Arreglamos algunos problemas ayer con el ERS, pero otros nuevos llegaron hoy con el turbo. Vamos mejorando y todo irá mejor pronto", se lamentaba.

El cambio de chasis de Barcelona parece haber arreglado cierta incomodidad con el pilotaje de estos nuevos F1 híbridos. La falta de carga aerodinámica por la ausencia de los escapes sopladores parecía haberle dañado más que a otros. En eso parece haberse sobrepuesto, como quedó patente en Barcelona hace 15 días donde partió decimoquinto y acabó cuarto. Ayer, el podio sí estaba en su mano.

El que brilla con luz propia es Ricciardo, sobre el que se centraron las cámaras en la última parte de la prueba. "Tras la resalida, simplemente comenzamos a cuidar de los neumáticos para que pudiéramos llegar al final y entonces, con 20 vueltas por delante, apreté", cuenta.

"Fue la primera vez que sentí que estaba realmente pilotando el coche y cogimos a Lewis. Fue divertido pero no pude pasarlo, aunque la carrera terminó mejor de lo que empezó", afirmaba con su sonrisa de siempre. Daniel ya acecha a Alonso por el tercer puesto en el Mundial de pilotos.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Marca

image beaconimage beaconimage beacon