Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Vettel se despide del campeonato

Marca Marca 05/07/2016 Marco Canseco

Vettel regresa al box caminando tras el accidente, mientras ve pasar a Rosberg. © R.V. Racing Press Vettel regresa al box caminando tras el accidente, mientras ve pasar a Rosberg. De la improvisación de Canadá, cuando el muro obligó a Vettel a ceder el primer puesto a Hamilton sin motivo, se ha pasado a la desesperación. En Ferrari empiezan a desquiciarse con una estrategia que siempre acaba mal.

El domingo, en otro requiebro sin sentido, decidieron estirar la primera parada de Sebastian hasta el infinito. Tuvo que dar 26 vueltas con un juego de superblandos que ya tenía cuatro del día anterior y la osadía acabó en tragedia.

Intentaban prolongar la estancia de su piloto por si aparecía la lluvia o para una única parada, pero el neumático trasero derecho estalló como un globo, al haber superado de largo la vida útil designada por Pirelli para este compuesto.

Las caras largas se sucedían en el muro y los periodistas transalpinos juraban en hebreo ante otra inexplicable catástrofe para el tetracampeón mundial. Tampoco se quedó esta vez en el circuito y sus explicaciones se limitaron a las del comunicado oficial de la Scuderia.

"Cuando el neumático trasero falló, no noté nada. Mejor dicho, no noté nada hasta que reventó de pronto. He hablado con la gente del muro y todo iba normal, el ritmo era el mismo que la vuelta anterior, los neumáticos estaban bien. Los tiempos eran normales. No sabemos por qué reventó la goma", explicaba el teutón, que tuvo que ver en la estrategia inconsistente.

Vettel reconoce que la idea "era alargar al máximo la parada con ese juego de neumáticos y trabajar la estrategia sobre esa base, pero no creo que fuese una estrategia agresiva. Mucha gente duró más que nosotros con el mismo compuesto. Aún quedan muchas carreras por delante, pero retirarse no ayuda", reconoce el 5 de Ferrari.

Kimi, tan campante

El que debe estar riendo internamente es su compañero, Kimi Raikkonen, que limitándose a acabar, sin atacar a nadie, logró su cuarto podio del año y empató a 96 puntos con su jefe de filas. Cuanto más se habla de sustituirle, menos motivos encuentra Ferrari para hacerlo. Si hay una cláusula de rendimiento para renovar, es probable que la cumpla ya de largo.

MÁS EN MSN

-Ultimátum a Raikkonen

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Marca

image beaconimage beaconimage beacon