Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Victoria pobre del Real Madrid

SPORTYOU SPORTYOU 13/03/2016 sportyou
Victoria pobre del Real Madrid © Getty Images Victoria pobre del Real Madrid

Ganó el Real Madrid, pero lo más justo hubiese sido un empate. El equipo de Zidane se llevó los tres puntos ante Las Palmas en dos saque de esquina y dejando una imagen tan rara como pobre. Al final, el equipo salvó una situación complicada porque cualquier otro resultado sólo hubiese servido para enrarecer aún más el ambiente que les rodea.

Salió el Madrid al campo a ver qué pasaba. Con una parsimonia impropia para un equipo de su calado pero con la resignación del que sabe que no se juega nada. Es la triste realidad para el equipo de Zidane en la Liga. A demasiados puntos del líder solo aspira a llenar el depósito de moral para la única competición a la que aspira.

Con esa desgana es fácil que se alcance la desconexión o se concedan situaciones claras al rival. Eso sucedió a los nueve minutos cuando Willian José se vio delante de Keylor Navas en un error de Modric. Tapó el portero del Real Madrid a la velocidad del rayo y al delantero se le apagaron las luces. Un aviso serio.

Despertó el Madrid. Las Palmas iba en serio y provocó el clásico efecto de reacción. Se entonó y en una buena jugada Cristiano Ronaldo se vio delante de Varas. Su disparo con la izquierda se estrelló contra el cuerpo del portero. No acostumbra a fallar, pero en esta ocasión no tuvo puntería. Para entonces, el Madrid ya era el dueño del partido en uno de los escasos acercamientos llegó el tanto de Sergio Ramos, en una acción a balón parado.

El tanto sólo sirvió para que el Madrid se pusiese por delante en el marcador. Solo eso mientras seguía huérfano de juego y casi de actitud. En la segunda parte, Las Palmas fue merecedor del empate pero ahí estaba Keylor Navas para apagar todos los fuegos. Ver al Madrid metido en su campo como un equipo menor no se corresponde con caché.

Fue tan precario en su oficio que Las Palmas empató en un error de Kovacic del que sacó provecho Willian José.

Poco le duró la alegría al equipo local porque en otro saque de esquina llegó el tanto de Casemiro sin apenas tiempo para saborear el empate.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon