Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Xabi Prieto: "No descarto volver a la Champions"

Logotipo de MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 26/05/2014 Mikel Encinas

Una vez finalizada la temporada, es hora de hacer balance y no hay voz más autorizada para ello que la del capitán de la plantilla, Xabi Prieto. El donostiarra no oculta que ha finalizado con un regusto amargo por lo sucedido en los últimos partidos y porque en ellos perdió mucho protagonismo, pero hace una valoración positiva de la campaña, sobre todo por haber conseguido nuevamente la clasificación para Europa.

En lo personal, sigue con la ilusión de un recién llegado pese a su veteranía. El hecho de que ayer por la mañana, cuando sólo le quedaba un partido por la tarde para estar de vacaciones, se acercara a ejercitarse a Zubieta habla por sí solo de su actitud y su profesionalidad. Su sueño es claro: regresar a la Champions antes de que finalice su carrera. Asegura que no la dilatará hasta los 40.

¿Con qué sabor se queda una vez finalizada la campaña?

Después de la derrota contra el Villarreal te habría dicho que me quedo con mal sabor de boca, pero ahora, ya en frío después de que hayan pasado unos días, creo que ha sido una temporada buena. Hemos estado todo el año en puestos europeos, rondando la quinta y la sexta plaza, y la pena ha sido no haber podido mantener esas posiciones, pero es una campaña como para estar contentos.

¿Hasta qué punto empaña el curso el final?

Un poco. El último tercio no ha sido del todo bueno, nos hemos dejado bastantes puntos, incluso en casa, donde estábamos siendo muy fuertes, y eso nos ha impedido acabar más arriba.

¿Qué diagnóstico hace del bajón del último tercio de Liga?

Ha sido un poco de todo. Ha habido partidos en los que hemos tenido opciones de matar porque íbamos por delante y no lo hemos hecho. Eso nos pasó en Almería, Vigo o Granada. Son partidos que nos hubiesen dado la posibilidad de estar más arriba y por no cerrarlos, perdimos posiciones.

¿Debe preocupar esto de cara al futuro o las vacaciones lo cambian todo?

Cada temporada es diferente. No tenemos garantizado el éxito. Debemos trabajar y seguir mejorando cosas que no se han hecho bien. Hay potencial para hacer las cosas mejor y ojalá podamos demostrarlo.

¿En la Real Europa es igual a éxito?

Creo que sí. Llevábamos muchos años sin poder estar dos temporadas consecutivas en Europa , aunque hay que tener en cuenta que con el equipo y el potencial que tenemos era casi una obligación volver a meternos en Europa.

¿Se sienten una generación especial dentro de la historia del club por haber logrado dos clasificaciones seguidas para Europa?

Eso el tiempo lo dirá. Se irá viendo si es un logro importante, o no. De momento estamos contentos por haberlo conseguido, pero no nos podemos conformar con esto porque sigue habiendo equipo y plantilla para hacer cosas bonitas y ojalá nos podamos ir acostumbrando a ver a la Real con los mejores del continente.

¿Se ha recuperado el nivel de exigencia que había en el club hace dos décadas?

Ojalá. Eso depende del equipo que tengas. Hay años que no te da y otros en los que se dan las circunstancias para conseguir retos y objetivos mayores. Ojalá esa exigencia haga que el equipo pueda estar ahí arriba.

¿Nota en el día a día que la afición es más exigente?

Sí. Hace unos años la decimocuarta posición podía ser buena porque el único objetivo era la permanencia y eso ahora no vale. Vemos que nos sentimos superiores a otros equipos y sabemos del potencial y de la capacidad de crecimiento que tiene el equipo. Por eso no nos conformamos con cualquier cosa.

El grupo no ha cambiado mucho desde el ascenso, ¿cómo valora la progresión que ha tenido?

Y aún hay capacidad de mejora. La tenía y además se ha acertado con las incorporacionesque han venido y no nos conformamos con poco.

¿Es un caso extraño en el fútbol que prácticamente los mismos que subieron jueguen la Champions?

No suele ser normal porque la exigencia de Segunda y Primera no tiene nada que ver, pero el equipo ha ido creciendo, todos hemos sido capaces de ir mejorando y de dar un poco más y los que han llegado han dado un plus de calidad que han hecho que el equipo esté arriba.

¿Cómo le ha visto a Jagoba el año de su debut?

Le he visto muy bien. Ha estado tranquilo, centrado en su trabajo en su primer temporada en Primera y teníamos la ventaja de que ya lo había vivido todo desde dentro y ese fue un aprendizaje muy bueno para él. Seguro que la segunda temporada se le hace más fácil.

¿Le ha sorprendido en algo?

Ha sido más o menos lo que esperábamos de él. Ya le conocíamos como ayudante y este año le ha tocado otro papel, que era el dirigir, el de ser el jefe y no nos ha sorprendido nada.

¿Ha cambiado mucho su relación con la plantilla?

Es diferente. Aunque se ha mantenido cercano, al final no es la misma relación. Debe tomar decisiones y su rol es diferente, pero aún así se ha mantenido cerca de nosotros y la relación ha sido buena.

¿Cómo valora la campaña en lo personal?

Ha habido un poco de todo. Te quedas con la sensación del final, cuando no he podido participar mucho y me he quedado con ganas de jugar más. No ha podido ser y a ver si la temporada que viene lo consigo.

¿Lo ha pasado mal con la suplencia?

Uno está preparado para todo. Son ya muchos años, muchos partidos y, sobre todo después de la lesión de tobillo, me costó unas semanas más ponerme bien y al final, cuando juegas eres feliz y cuando no lo haces estás más triste.

¿Era difícil de imaginar su pérdida de protagonismo?

Al final en el centro del campo hay mucha gente y mucha competencia y cuando hemos empezado a jugar un partido por semana sólo podíamos jugar tres y estábamos más de siete. Era previsible que unos nos quedáramos fuera. Me ha tocado a mí más de lo que me hubiera gustado, pero hay que respetar las decisiones del míster y trabajar para que cuente contigo en el futuro.

¿Lesiones al margen, estos dos o tres meses han sido los más duros de su carrera?

No creo. No te voy a decir que he estado fenomenal, porque cuando no juegas le das vueltas a la cabeza y te gustaría participar más, pero no han sido mis peores momentos.

Hablaba de competencia, ¿cruza los dedos para seguir teniendo la de Vela y Griezmann?

Esa es la idea del club y lo que nos gustaría a sus compañeros. Son jugadores muy importantes para la Real, los más determinantes y los que más goles han hecho.

¿Les ve aquí en septiembre?

De momento aquí están. El verano es largo y seguro que pasan cosas, pero por ahora son jugadores de la Real.

¿Cómo ve su futuro?, ¿se ve jugando muchos años más?

No me lo planteo. No me veo jugando hasta los cuarenta, eso es una locura y no gano nada diciéndolo porque no sabes lo que te vas a encontrar en el camino. Lo dijo Puyol y mira cómo está el pobre. Hay que ir poco a poco, prepararme bien para empezar la pretemporada y la próxima puede ser bonita también.

¿Ha notado que ha superado la barrera de los 30 años?

De momento, no. Esta temporada ha sido exigente porque hemos jugado tres partidos por semana y sólo teníamos 48 horas para recuperar y, aún así, me he encontrado bien. Ha sido una experiencia preciosa la de jugar partidos importantes entre semana y no he notado falta de recuperación, por el momento.

¿Cree que volverá a jugar la Champions?

Así como hace unos lo veía casi imposible, ahora no lo descarto y no lo podemos descartar. Nos tenemos que creer que hay un equipo muy bien preparado, que sigue siendo joven, con ganas y con ambición.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon