Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Zidane corta con los galácticos

El Economista El Economista 24/02/2016

Zidane da órdenes en la banda de La Rosaleda. © El Economista Zidane da órdenes en la banda de La Rosaleda. Zinedine Zidane ha dado un puñetazo en la mesa en lo que a la política de fichajes del Real Madrid se refiere. El técnico (que se ve en el banquillo también para el inicio del curso que viene), no quiere galácticos para el ataque merengue. Los delanteros no son, por ahora su prioridad, al contrario que para un Florentino Pérez que ha puesto en hombres como Neymar, Hazard, Agüero o Lewandowski su punto de mira. No. Zidane quiere otra cosa. Zidane quiere mediocampistas que refuercen y apuntalen una plantilla que, estima, se encuentra descompensada en algunos puestos pese a tratarse de una de las más caras del planeta.

No es la primera vez que el galo avisa a la zona noble del Bernabéu de que los refuerzos deben dirigirse hacia otros esfuerzos distintos de aquellos que piden sus dirigentes. Apenas tomó los mandos del primer equipo se supo que había ubicado en la agenda el nombre de Pogba como máxima prioridad. Hoy esa prevalencia continúa. Es más, se refuerza.

Cuenta el diario Marca que en las últimas semanas Zidane ha vuelto a pedir que el francés de la Juventus de Turín se convierta en el objetivo número 1 para la casa blanca. Sus deseos suponen todo un pulso ya anunciado con el palco. Porque Florentino Pérez entiende que las prioridades deben de ser otras y porque el fichaje de Pogba no hace demasiada gracia al máximo responsable del club.

No gusta, por ejemplo, su representante. Mino Raiola (agente también de Ibrahimovic), telegrafió la temporada pasada todos y cada uno de los contactos que hubo para tantear un posible fichaje. Eso no gustó al Real Madrid. Las negociaciones se cortaron y Raiola se dedicó a 'rajar' de los merengues y, de paso, ofreció a su futbolista al Barça.

Tampoco convence demasiado la personalidad del jugador. Hay miedo a que su ego y excentricidad pueda causar algún problema en el seno de un vestuario delicado. En este sentido, la presencia de Zidane como 'psicólogo' del chaval sería importante.

Su sueldo sería otro impedimento. Pogba reclama cobrar 10 millones de euros netos por temporada, lo mismo que Bale o Sergio Ramos. Además de disparar el volumen de la masa salarial de la plantilla, supondría un pulso con algunos pesos pesados, plato que no es tampoco de buen gusto para el presidente.

En el lado de los factores a favor de su incorporación está que la Juventus estaría dispuesta a bajarle su precio inicial de 100 millones a 80 y que el jugador está loco por entrenar junto a su ídolo, algo parecido a lo que sucede, por ejemplo, con Ibrahimovic, al que, casualidades, también representa Raiola.

Más centrocampistas

Pero Pogba no es el único hombre que representa este puñetazo en la mesa de Zidane, este cambio de rumbo en los refuerzos que intenta imponer el entrenador. También Marca revela hoy que Tielemans, joven y polivalente mediocentro del Anderlecht, está en la agenda merengue como una prioridad. Cuenta con experiencia en Primera (90 partidos) pese a ser un futbolista de apenas 19 años. Generan dudas su capacidad para adaptarse a la Liga española y que la presión lo pueda.

En todo caso, que el Real Madrid lo desee es otra muestra de que con Zidane algo está cambiando. El galo pretende potenciar el equipo desde la zona de creación y no tanto desde las medias puntas o la delantera, eterna 'obsesión' del palco merengue en su deseo de atesorar galácticos, a ser posible, de tres cuartos de cancha en adelante.

MÁS EN MSN

-'Rajada' de Wenger contra los jugadores del Barça

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de elEconomista.es

image beaconimage beaconimage beacon