Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Millennials millonarios: Cómo se hacen ricos los jóvenes en 2018

Logotipo de GQ GQ 12/07/2018 GQ
© Proporcionado por Muchimillonarios antes de los 30. / Copyright: Foto: 'El Club de los Jóvenes Multi...

Los millennials son una generación con muy mala prensa. Narcisistas, poco trabajadores, caprichosos, inseguros, pagados de sí mismos, pasotas, ofendidos por cualquier cosa... No pasa un sólo día sin que veamos titulares en esta línea, luego webs como Millennial Money parecen especialmente diseñadas como contrapeso a esta percepción popular: no, claro que no somos la generación más vaga de la historia. De hecho, es posible que seamos (como reza el lugar común) la más preparada.

Tampoco es como si los millennials no valorasen el dinero. Un reciente estudio afirma que el 53% aspiran a ser ricos algún día, luego es normal que Grant Sabatier, una de las fuerzas motrices de Millennial Money, se haya llegado a convertir en una especie de Warren Buffett de nuevo cuño para muchísima gente joven. Como mínimo, tiene algo que esta generación valora por encima de todas las cosas: una narrativa.

Sabatier se acababa de graduar en la Universidad de Chicago cuando echó un vistazo a sus posibilidades: sin trabajo (la crisis financiera se encargó de cercenar considerablemente sus posibilidades), sin casa, sin un duro. Un buen día, cuando aún vivía con sus padres, consultó en internet el saldo que tenía en la cuenta bancaria. Y allí aparecieron tres números que iban a marcar el resto de su vida: 2,26 dólares.

"Aquello fue una gran llamada de atención para mí", confiesa Sabatier en una entrevista con CNBC. "Recuerdo que pensé que no quería volver a sentirme así nunca más en la vida. Para motivarme, hice una captura de pantalla de mi cuenta y me establecí un objetivo personal: hacer un millón en cinco años".

© Proporcionado por Antes y después: evolución de las cuentas de Grant Sabatier durante cinco años. / ...

No era tarea fácil, pero el tipo estaba comprometido. Tras perseverar, al final encontró un puesto en marketing digital... que no le pareció suficiente: su sueldo de 50.0000 dólares anuales no iba a ayudarle a por sí solo a cumplir su plan quinquenal, luego Sabatier no dudó en buscarse otro trabajo fuera del trabajo. Sus primeros pasos en el diseño de webs fueron un tanto frustrantes, aunque al final apareció su primer cliente: un bufete de abogados, al que le cobró 300 dólares por sus servicios. A medida que el boca-oreja le fue consiguiendo más mails, Sabatier subió progresivamente su tarifa. Cuando pudo permitirse cobrar 100.000 dólares por proyecto, dejó su trabajo de día en marketing para concentrarse en su propio negocio. Cinco años después, voilà: su primer millón.

"No puedo garantizarte los mismos resultados", explica cada vez que le piden que cuente su secreto, "pero incluso si sigues unos pocos de estos pasos, es probable que acabes mucho mejor, a nivel financiero, de lo que estás hoy". A continuación, estos son los cinco pasos que un millennial debe seguir para hacerse rico sin heredar nada de papá, tal como Sabatier ha explicado en su blog y su podcast.

Cómo hacer tu primer millón (consejos de quien sabe)

El primer paso, en el que Grant Sabatier insiste bastante, consiste en hacer que te paguen lo que vales. Haz una lista de tus puntos fuertes, investiga lo que está cobrando otra gente con las mismas habilidades y pídele un aumento a tu jefe. Preguntar si algo así es posible no le hace daño a nadie y, además, puede ser el estímulo que necesitas para seguir adelante.

Después tienes que ahorrar un montón de dinero... y ponerlo a trabajar. Sabatier tiene muy claro que guardándote el 5% de tus ingresos no llegas a ningún sitio: desde el primer momento, él ahorraba entre un 35 y un 50%, inviertiendo gran parte de ese porcentaje (tener el dinero parado no es buena idea si lo que quieres es multiplicarlo).

Tercer escalón: desarrolla múltiples flujos de ingresos. Él nunca habría hecho su primer millón de haberse conformado con su sueldo principal, luego se buscó rápidamente una fuente alternativa y estableció unos ingresos pasivos más o menos fijos.

¿Cómo hacer esto último con cabeza? Fácil: invierte en lo que conoces. El 20% de las inversiones de Sabatier van a empresas como Apple, Amazon o Google, pues Buffett (su héroe personal) siempre dice que sólo es capaz de darle su dinero a marcas que le inspiren su total confianza.

Para terminar, es importante monitorizar tu valor neto. Es lo primero que él hace cada día, nada más salir de la cama y tomarse su primer café. El objetivo es doble: por un lado, eliminas los malos hábitos (en su caso, lo creas o no, los restaurantes de comida mexicana ridículamente caros); por otro, controlas las inversiones erróneas, cortándolas de raíz antes de que sea demasiado tarde.

Las biblia del joven millonario

Tanto Grant Sabatier como Bryan M. Kuderna, autor del best-seller 'Millennial Millionaire: A Guide to Become a Millionaire by 30' (2015), sienten auténtica adoración por un clásico de lo que podríamos llamar autoayuda financiera. Publicado por primera vez en 1992, 'Your Money or Your Life', de Vicki Robin y Joe Dominguez, se ha vuelto a vender tantísimo en 2018 que su editorial no ha tenido más remedio que lanzar una nueva (y actualizada) edición.

Sabatier tiene claro qué es lo que le gusta de este libro: "La premisa es que intercambias tu tiempo por dinero. Así que, cuando empiezas a pensar en cuántas horas de tu vida fueron necesarias para ahorrar el dinero que necesitabas para comprarte algo, realmente empiezas a pensarte dos veces lo que compras".

La tesis de Robin y Dominguez es, por tanto, que tu tiempo es literalmente oro. Por tanto, necesitas calcular con la mayor exactitud posible la cantidad de ingresos que debes obtener para llevar la vida que quieres. ¿Lo tuyo es vivir a lo grande? Pues ten en cuenta que vas a tener que realizar grandes sacrificios personales durante un periodo: tu tiempo de ocio o el tiempo que pasas con tu familia se van a tener que ver reducidos, pues esas horas hay que emplearlas en generar pasta. Una vez vayas llegando a tus objetivos, podrás emplear tu tiempo libre en ser feliz con la vida que habías soñado.

Lo curioso de 'Your Money or Your Life", que Sabatier define como "el mejor libro sobre dinero que se ha escrito jamás", es que ya tuvo otra valedora en el momento de su publicación: Oprah Winfrey. En el fondo, los millonarios hechos a sí mismos de esta generación tienen los mismos gustos literarios que los baby boomers.

Acepta tus puntos fuertes (y débiles)

Quizá para establecer una clara diferencia con las generaciones anteriores, millennials millonarios (¿millonnelias?) como Taso Du Val, CEO de Toptal, creen que hay que tener muy en cuenta las características o estereotipos que llevan pegados a la espalda... para trabajar a partir de ahí. 

"Parece que se ofenden con mucha facilidad", declaró Du Val a Time. "Esto muchas veces se relacionado con la debilidad, luego sugeriría que (los millennials) mejoraran eso".

Sin embargo, Sabatier cree firmemente que su generación tiene unas ventajas muy particulares. Al ser los primeros nativos digitales de la historia, su capacidad para invertir en nuevas tecnologías, para detectar tendencias e interpretar correctamente los cambios de olas, está mucho más afinada que la de sus mayores. Lo importante es, por tanto, aceptar de dónde vienes, celebrar las posibilidades de tu generación, pero también convertirlas en una coraza que te permita ser percibido como un tipo duro. ¿La razón por la que se escriben todos esos artículos sobre la vaguería de los millennials? Te tienen miedo, pues saben que estás mejor preparado que ellos para el futuro. Convierte eso en dinero.


Más noticias en MSN

-Esto no es una broma: Kylie Jenner está a punto de convertirse en la nueva Zuckerberg

-La verdadera lista de los superricos
(Fuente: El País)

Qué mirar próximamente
SIGUIENTE
SIGUIENTE
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de GQ

image beaconimage beaconimage beacon