Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El País Vasco se suma a la deflactación del IRPF para 2023

Logotipo de Cinco Días Cinco Días hace 2 días EP
El lehendakari, Iñigo Urkullu. © EFE El lehendakari, Iñigo Urkullu.

El Lehendakari, Iñigo Urkullu, ha anunciado una nueva deflactación del IRPF que entraría en vigor el 1 de enero de 2023 para atenuar la inflación subyacente prevista. Se trata de una medida dentro del programa denominado Hitzartuz, dotado con 400 millones, que también contempla un aumento del 10% en las Ayudas de Emergencia Social (AES), una línea de crédito especial para empresas intensivas en energía, pymes y autónomos, así como ayudas al sector de alimentación para mitigar el impacto dela inflación y otras de eficiencia energética.

Urkullu ha detallado este nuevo paquete de medidas en el marco del Pleno de Política General que este jueves se celebra en el Parlamento vasco, en el que también ha detallado 40 medidas específicas que se pondrán en marcha este curso político y que responden a la estrategia "común"del Desarrollo Humano Sostenible de Euskadi.

El Lehendakari ha destacado que en el Pleno monográfico celebrado el pasado 8 de abril sobre la guerra de Ucrania, se puso de manifiesto la necesidad de dar una respuesta que paliara los perniciosos efectos de la subida generalizada de precios y del coste de la energía en las familias y empresas vascas".

En concreto, propone, en colaboración con el resto de las instituciones vascas, la puesta en marcha del Programa Hitzartuz que tendrá un impacto de 400 millones, que se financiará con recursos presupuestarios propios, fondos extraordinarios del "recargo" a empresas energéticas y financieras y fondos europeos de la iniciativa RePOWER EU para la financiación de las medidas energéticas.

El objetivo del programa, que se presentará tras la reunión del Consejo Vasco de Finanzas, es reforzar el apoyo a los colectivos con mayores dificultades para pagar la factura energética y cubrir sus necesidades básicas; compensar la pérdida de poder adquisitivo al conjunto de familias y ciudadanía; y apoyar al tejido empresarial, facilitando el acceso al crédito a aquellas empresas viables que estén atravesando una coyuntura complicada.

El programa incluye ocho medidas como la de una nueva deflactación del IRPF para atenuar la inflación subyacente prevista que entraría en vigor del 1 de enero de 2023, una medida que ha planteado a las diputaciones y se analizará en el Órgano de Coordinación Tributaria. De esta forma, el País Vasco se suma a la deflactación del IRPF que ayer aprobó Murcia, y que ya contemplaban Madrid y Andalucía.

El programa de Urkullu también contempla un aumento del 10% en las Ayudas de Emergencia Social que compensen la pérdida del poder adquisitivo de las personas más vulnerables por efecto de la inflación, reducir el coste de suministros en el parque de vivienda social, para comunidades con instalaciones centralizada se incrementar el límite de ingresos para el acceso a vivienda social.

También se prevén ayudas al sector de alimentación para mitigar el impacto de la inflación en la ciudadanía y ayudas de eficiencia energética para compensar la subida de la factura y favorecer el ahorro energético de las familias.

Junto a ello, se incluye un crédito especial para empresas intensivas en energía, pymes y autónomos para reforzar las medidas planteadas en el Plan de Contingencia energética de Euskadi y el refuerzo del Programa de ayudas para incentivar el ahorro y el autoconsumo a través de la generación de energías renovables en empresas, pymes, personas autónomas y polígonos industriales.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Cinco Días

image beaconimage beaconimage beacon