Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las 'telecos' meten el turbo y aumentan los precios tras la guerra por el fútbol

Logotipo de La Información La Información 12/10/2018 Jesús Martínez
© Proporcionado por Henneo Corporacion Editorial S.L.

Una guerra sin cuartel durante dos meses. Desde mediados de agosto, hasta mediados de octubre. Es donde se juega prácticamente todo en la captación de los clientes que quieren fútbol. Pasada la batalla de descuentos de hasta el 50% durante, incluso, dos años, Telefónica es la primera que da el paso: frena los agresivos recortes en precio y además introduce nuevas tarifas para sus paquetes convergentes, con subidas ‘de facto’ en la gama más alta. La operadora busca rentabilizar más su millonaria inversión.

Fue hace justo dos años cuando Telefónica decidía introducir una nueva modalidad de incremento de precios. Introducía los ocho partidos de 1ª División y la copa del Rey para los del paquete más básico y la Champions para los del más avanzado. Era una forma de tratar de introducir estos contenidos en el gran público y tratar de rentabilizarlo. Ahora, sucede algo similar, aunque con una salvedad: sólo será para los nuevos clientes.

Al menos por ahora habrá una dualidad clara para la base de clientes de Telefónica, marcada por los dos diseños de paquetes de Fusión. Y viene justificada precisamente por esa cruenta guerra de precios. Hay muchos clientes que han logrado un descuento del 50% durante todo un año para uno de los paquetes convergentes ‘antiguos’. A estos no se le podrían cambiar las condiciones de manera obligatoria (no opcional) hasta que no concluya el periodo de descuento.

En estos dos meses, Telefónica ha robado parte de los clientes de televisión de Vodafone, quien decidió no entrar en la batalla económica del fútbol. Según las cifras provisionales que se han hecho públicas en los dos últimos meses, la operadora ganó 120.000 líneas entre fijas y móviles entre julio y agosto, convirtiéndose en la gran ganadora junto a Másmóvil (115.000). Una parte de estos nuevos clientes llegaron con descuentos del 50% en el precio final para todo un año.

La reconfiguración de Telefónica

Ahora, Telefónica ha decidido reconfigurar su oferta para simplificarla y, sobre todo, para introducir el fútbol y los contenidos audiovisuales -con sus respectivas subidas de precio- desde los paquetes básicos. Como ya sucediera en julio de 2016, potencia el ‘deporte rey’ dentro de las principales ofertas subiendo en la mayoría de los paquetes si se compara con el ‘antiguo’. De los seis nuevos diseñados por la operadora, sólo dos no suponen un incremento respecto a su homólogo.

Se salvan los dos más pequeños: el 0 y el ‘Base’. El primero cuesta 55 euros al mes con Fibra de 600 Mb, cinco euros menos que el anterior (y 48 euros para 100 Mb de fibra, cifra idéntica al pasado). El segundo -primero que cuenta con contenidos de fútbol- tiene un precio de 72 euros al mes, frente a 77 euros del anterior, cinco menos que el actual y un nivel idéntico para la versión de 100 Mb (65 euros).

A partir de ahí se encuentran los paquetes de más valor (y precio). La operadora une los llamados Fusión+ Fútbol y Fusión+ Ocio, incluyendo en su oferta nueva tanto el fútbol como las Series. La nueva tarifa, llamada Selección, tiene un precio de 95 euros, con 600 Mb de fibra, idéntica a la actual. Para los que sí supondría una subida es para los que quieran 100 Mb, que pasan de 80 a 85 euros, obligándole a contar en su paquete tanto con las series como con el fútbol.

En el caso del paquete Total, Telefónica decide reclamar cinco euros más respecto a su tarifa ‘hermana’ actual. En Total Plus, con todos los contenidos audiovisuales disponibles y 2 líneas móviles, sube de 125 a 155 euros. Y en Total Plus, pero con cuatro líneas para el móvil, pasa de 175 a 180 euros. La operadora decide eliminar de su oferta los productos que incluían la característica de ‘Canales a la Carta’ y la oferta de contenidos vinculados a los toros.

¿Y Orange?

A partir de ahora, queda por ver cuál es el comportamiento de Orange ante este movimiento. Hasta ahora, la compañía se había quejado amargamente por la guerra de precios y la destrucción de valor, asegurando, en boca de su consejero delegado, Laurent Paillassot, que se trataba de una estrategia insostenible. En el pasado, como ocurriera en 2016, siguió los pasos del incumbente.

Después de la guerra para robar el máximo número de clientes con fútbol de Vodafone, se inaugura un tiempo nuevo. El mercado dirá si se mantendrá como sucediera desde finales de 2015, cuando la propia Telefónica arrancara una carrera de incremento de tarifas en la estrategia llamada ‘Más por más’: más servicios (no solicitados por el cliente) por más precio.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Información

image beaconimage beaconimage beacon