Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Nueva investigación al grupo Villar Mir por el pago de sobornos millonarios a cambio de obra pública

Logotipo de Cadena SER Cadena SER 12/01/2018 Miguel Ángel Campos
© EFE/Juan Carlos Hidalgo

El juzgado número cinco de la Audiencia Nacional, que dirige José de la Mata, ha abierto una investigación por corrupción en transacción económica internacional a la empresa Fertiberia, del grupo Villar Mir, por pagar en 2005 a través de una sociedad interpuesta en el Reino Unido, un total de 1.887.980,40 dólares americanos a un conseguidor, según fuentes jurídicas, quien transfirió parte del dinero, 1.596.980 dólares, a cuentas bancarias a nombre de un general y al padre de un coronel argelinos.

Según las mismas fuentes, el pago tuvo lugar a cambio de la mediación de los militares para que Fertiberia obtuviera licencias de construcción de fábricas de amoníaco en Argelia, a través de una empresa pública de ese país.

El juzgado ha imputado por estos hechos a quien fuera consejero delegado de OHL hasta el pasado 25 de octubre, Tomás García Madrid, y no descarta nuevas imputaciones.

Esta investigación a Fertiberia es una pieza separada en parte secreta del caso Arístegui-De La Serna, pero los expolíticos del PP no están vinculados con la misma, según las mismas fuentes.

Las primeras pesquisas se iniciaron al analizar la documentación incautada al despacho de abogados navarro supuestamente utilizado por Arístegui como herramienta de blanqueo. Los investigadores comprobaron que Fertiberia había utilizado al mismo conseguidor que los políticos del PP, el ya fallecido Cristóbal Tomé Becerra, para obtener adjudicaciones públicas en Argelia. Y Tomé empleó a sus mismos contactos en el país norteafricano que ya usó para favorecer a Elecnor y a la UTE Elecnor Rover Alcisa y Asignia en los proyectos de la desaladora de Souk Tleta y el tranvía de Ouargla de los que sí se beneficiaron Arístegui y De La Serna: el general Atmane Bahloul, que murió en una clínica de Navarra en 2013; y Mahmoud Ouadah, padre del coronel Salim Ouadah.

Estos dos y Tomé Becerra recibieron la transferencia de casi 1,9 millones de dólares de Fertiberia a través de la empresa residenciada en el Reino Unido, Tadfield Limited.

Arístegui y De La Serna sobornaron a 12 altos cargos argelinos

La trama de Arístegui y De La Serna consiguió solo en Argelia al menos 3 millones de euros en comisiones por parte de Elecnor y la UTE, y abonó a 12 funcionarios argelinos, supuestamente, 1,6 millones para lograr adjudicaciones. El juzgado ya había detectado pagos a Mouna Bourezgue, consejero jefe del ministro de Sanidad; Omar Alilat, diputado del partido que gobierna en coalición con Bouteflika y persona próxima al ministro de Industria y Minas, área clave para el entramado. También fueron supuestamente sobornados Mohamed Islam Sellam, Amira Asma Hachichi, Fadela Hachemi, Eyman Hachichi, Ratiba Lamri, y Abdelfetah Ouzzani. Ahora, los investigadores revelan que también recibieron mordidas en Argelia por los proyectos de Elecnor el fallecido general Bahloul, Mahmoud Ouadah, Omar Aouci y Zine Hachichi.

Las tres investigaciones al grupo Villar Mir

El presidente del grupo empresarial y vicepresidente del Gobierno durante la transición, Juan Miguel Villar Mir, siempre ha negado el pago de cualquier soborno. En el audio inédito de su declaración como investigado en la operación Lezo, que tuvo lugar el pasado mes de septiembre, le escucharán decir ocho veces “nunca” y dos “jamás” en tan solo 18 segundos, a la pregunta de si alguna vez le pidieron dinero a cambio de algún proyecto, o si pagó alguna mordida.

Escucha Villar Mir en Play SER

La Audiencia Nacional ha abierto tres investigaciones al grupo Villar Mir por el supuesto pago de comisiones a cambio de obra pública. Juan Miguel Villar Mir, está doblemente imputado por el caso de la caja b del PP, y en la operación Lezo.

En la caja b, se investiga si el empresario pagó más de 500.000 euros en negro a la formación conservadora, tal y como aparecer reflejado en los denominados papeles de Bárcenas, a cambio de obra pública. En el caso Lezo, también está imputado por haber ordenado, supuestamente, el pago de una comisión de 1.4 millones de euros a Ignacio González en Suiza, a cambio de que intercediera a favor de la empresa OHL, para la adjudicación del madrileño tren de Navalcarnero.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Cadena SER

image beaconimage beaconimage beacon