Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

7 cosas que puedes hacer para ahorrar 500 euros al año en la factura de la luz

Logotipo de Business Insider España por Jose Trecet de Business Insider España | Diapositiva 1 de 7: 
      
  Hay dos acciones clave para reducir el gasto en electricidad; la primera es acertar con la potencia contratada y la segunda es contratar la tarifa que mejor se adapta a tus necesidades, según desvelan los expertos de Preahorro.com.

La potencia contratada es la cantidad de kilovatios que puedes usar al mismo tiempo. Es lo que determina el número de aparatos que puedes tener conectados a la vez y el motivo por el que salte el contador cuando enciendes el horno y tienes puesto el lavavajillas y la lavadora, por ejemplo.

La mayoría de viviendas españolas tiene contratada más potencia de la que necesita y, a mayor potencia contratada, mayor coste en la factura, explican desde Preahorro.com. 

Este cuadro resume el coste adicional función de los tramos de potencia:

  
      



                    
        
        
  


    Preahorro.com

      
    

¿Y cómo puedes averiguar la potencia eléctrica que necesitas?

Es tan fácil como sumar el consumo de todos tus electrodomésticos y bombillas. Así verás la potencia máxima que necesitarías si enciendes todo al mismo tiempo. También hay herramientas como las de Endesa, ChEnergía o AbEnergía que te ayudan a hacer el cálculo.

A partir de ahí, solo tienes que planificar un poco tu gasto energético y podrás reducir tu potencia contratada para ahorrar en electricidad. Cambiar la potencia contratada tiene un coste de 12 euros y sólo puede hacerse una vez al año, pero compensa.

Eso sí, no pierdas de vista que si la reduces demasiado, volver a subirla tendrá un coste mayor (en torno a 50 euros).

Si haces bien tus cálculos, el ahorro en este área puede suponer más de 100 euros al año.

Reduce la potencia contratada

Hay dos acciones clave para reducir el gasto en electricidad; la primera es acertar con la potencia contratada y la segunda es contratar la tarifa que mejor se adapta a tus necesidades, según desvelan los expertos de Preahorro.com.

La potencia contratada es la cantidad de kilovatios que puedes usar al mismo tiempo. Es lo que determina el número de aparatos que puedes tener conectados a la vez y el motivo por el que salte el contador cuando enciendes el horno y tienes puesto el lavavajillas y la lavadora, por ejemplo.

La mayoría de viviendas españolas tiene contratada más potencia de la que necesita y, a mayor potencia contratada, mayor coste en la factura, explican desde Preahorro.com

Este cuadro resume el coste adicional función de los tramos de potencia:

Preahorro.com

¿Y cómo puedes averiguar la potencia eléctrica que necesitas?

Es tan fácil como sumar el consumo de todos tus electrodomésticos y bombillas. Así verás la potencia máxima que necesitarías si enciendes todo al mismo tiempo. También hay herramientas como las de Endesa, ChEnergía o AbEnergía que te ayudan a hacer el cálculo.

A partir de ahí, solo tienes que planificar un poco tu gasto energético y podrás reducir tu potencia contratada para ahorrar en electricidad. Cambiar la potencia contratada tiene un coste de 12 euros y sólo puede hacerse una vez al año, pero compensa.

Eso sí, no pierdas de vista que si la reduces demasiado, volver a subirla tendrá un coste mayor (en torno a 50 euros).

Si haces bien tus cálculos, el ahorro en este área puede suponer más de 100 euros al año.

© Getty Images

Más de Business Insider

Business Insider España
Business Insider España
image beaconimage beaconimage beacon