Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La banca extranjera cobra por los depósitos en España y crecen las cajas fuertes

Logotipo de El Confidencial El Confidencial 10/06/2016 Eduardo Segovia

El presidente del BCE, Mario Draghi, ayer en Bruselas (Reuters) © Proporcionado por El Confidencial El presidente del BCE, Mario Draghi, ayer en Bruselas (Reuters)

Algunos grandes bancos extranjeros con presencia en nuestro país han empezado a cobrar por sus depósitos a clientes particulares, según confirman fuentes del sector. Se trata de BNP Paribas, HSBC, Julius Baer y JP Morgan, aunque se trata de una tendencia generalizada que se está extendiendo a todas las entidades foráneas. Hasta ahora, la traslación de los tipos negativos a los clientes sólo se hacía en los empresariales (el propio BBVA lo reconoció), pero ahora se ha extendido a los individuales. Ahora bien, de momento este cobro se circunscribe a los saldos más elevados y no ha llegado a los bancos españoles.

Esta práctica es novedosa en nuestro país pero es la norma en el resto de Europa, donde las entidades llevan tiempo cargando intereses a todos sus clientes por guardar el dinero en el banco. De ahí que se haya disparado la demanda de cajas de seguridad para guardar dinero en efectivo y que algunas grandes corporaciones, como Commerzbank o Munich Re, hayan decidido mantener grandes cantidades de 'cash' en sus sedes, para lo cual están incrementando las medidas de seguridad.

Todo este movimiento deriva de la política monetaria del BCE, que no sólo tiene el tipo de interés oficial en cero, sino que cobra un 0,40% a los bancos por depositar su liquidez en Fráncfort. Y dado que los bancos tienen un fuerte exceso de liquidez porque las empresas suelen depositar su tesorería en cuentas corrientes, que el crédito -teóricamente el destino principal de los depósitos- apenas crece y que tampoco se emplea para comprar deuda pública por la baja rentabilidad de ésta, no les queda más remedio que aparcar este dinero en el banco central que preside Mario Draghi.

Los bancos, entre susto o muerte

Y como los bancos tienen sus márgenes (y su rentabilidad) bajo mínimos, este coste es prácticamente inasumible, por lo que no les queda más remedio que trasladarlo a los clientes en toda Europa. En España no había sucedido hasta ahora porque nuestro sector financiero se resiste a cobrar por los depósitos ante el fuerte rechazo de los clientes que, además, exigirían que los tipos negativos se trasladaran también a las hipotecas; es decir, que el banco les pague por sus créditos. El escenario en que confían los bancos nacionales para salvar sus cuentas es que los tipos negativos sean coyunturales y el BCE reconsidere su política ante el daño que está haciendo. De momento, están compensando con una subida generalizada de las comisiones. 

caja fuerte © Proporcionado por El Confidencial caja fuerte

Según las fuentes consultadas, las medidas de Draghi están siendo contraproducentes puesto que ponen al sector financiero en la disyuntiva entre dañar todavía más su rentabilidad -con la consiguiente amenaza para su solvencia- o repercutir el coste a sus clientes, con lo que éstos optarán por guardar su dinero en efectivo y éste dejará de circular, que es justo lo contrario de lo que se supone que pretende el BCE.

El efectivo reina en Europa

Y esta preferencia por el efectivo empieza a ser clara en el resto de Europa. Diferentes fuentes del sector constatan que se está disparando la demanda de cajas de seguridad en las entidades financieras de Suiza, Francia y Alemania. De hecho, algunos expertos de banca privada relacionan la acumulación de efectivo con el anuncio de la supresión de los billetes de 500 euros, para dificultar este almacenamiento y favorecer su depósito en los bancos. Se está llegando a extremos como que el cantón suizo de Zug (el más rico del país, al lado de Zurich) ha pedido a sus ciudadanos que aplacen el pago de sus impuestos cuando no le cueste dinero ingresarlos en las entidades.

Las grandes corporaciones también están entrando en esta dinámica: Commerzbank ha anunciado que está estudiando almacenar grandes cantidades de efectivo en las bóvedas de su sede, y la aseguradora alemana Munich Re está realizando pruebas de las medidas de seguridad necesarias para almacenar 10 millones de euros en su edificio de forma permanente.

Sede de BNP Paribas en la calle Serrano de Madrid (EFE) © EFE Sede de BNP Paribas en la calle Serrano de Madrid (EFE)
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon