Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Arabia Saudí claudica a la presión de EEUU: supera su cuota y hunde el crudo

Logotipo de El Confidencial El Confidencial 11/07/2018 María Igartua
El ministro del petróleo de Arabia Saudí, Khalid al-Falih (Reuters) © Proporcionado por Titania Compañia Editorial S.L. El ministro del petróleo de Arabia Saudí, Khalid al-Falih (Reuters)

Arabia Saudí no ha aguantado las presiones de Estados Unidos para aumentar su producción de petróleo y frenar la escalada del precio y ha claudicado. Según muestra el último informe mensual de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), el mayor productor del cártel ha incumplido su cuota de producción aumentando el bombeo en 459.000 barriles diarios en julio cuando se había acordado que, entre todos los miembros y sus socios, se subiera en 600.000 barriles al día.

Unos datos que, aunque se esperaban en cierta manera, suponen la confirmación de que Donald Trump, que llevaba semanas atacando a la OPEP por mantener el precio artificialmente alto, se ha salido con la suya. Y es que la manera que tiene de poder mantener su guerra comercial es que por el lado del petróleo no crezca la presión inflacionista, ya que de lo contrario no podría elevar los impuestos a los productos importados de otros países porque ello dispararía la inflación por encima del objetivo, entorno al 2%, lo que obligaría a la Reserva Federal a elevar los tipos más rápido de lo esperado desestabilizando el mercado, prisionero de las políticas monetarias hiperexpansivas de los últimos diez años.

Así, el precio del barril reaccionaba con fuertes caídas al informe, de más del 2%, llevando el precio del Brent de referencia en Europa a los 77,2 dólares por barril, mientras que el West Texas estadounidense descendía más de un 1% hasta los 73 dólares.

Según el acuerdo alcanzado en la última reunión de la OPEP celebrada en Viena el pasado 22 de junio, dentro del marco del recorte de producción que establecieron el cártel y sus aliados hace un año, Arabia Saudí sólo podía bombear un máximo de 10.058 millones de barriles. Sin embargo, el informe muestra que la producción llegó a 10.489 millones de barriles en junio, siendo el país que más ha incrementado los trabajos por delante de miratos Árabes Unidos (+21.300 barriles al día), Catar (+20.000 barriles diarios) y Argelia (+14.000 barriles). Angola, por su lado, es el país que más ha visto descender su producción, con 38.000 barriles menos, mientras que Irak, el segundo mayor productor de la OPEP, ha asegurado que ha mantenido su producción en 4,36 millones de barriles al día.

A finales del mes pasado, el cártel petrolero acordó limitarse a cumplir a partir del 1 de julio el 100% de lo pactado en el acuerdo suscrito en noviembre de 2016 por el que se establecía un tope a su producción de crudo. En la práctica esto supondrá un incremento de la oferta de crudo en el mercado de casi un millón de barriles, ya que el ajuste de producción del cártel había llegado a alcanzar en mayo el 152% de lo pactado.

La encrucijada de Arabia Saudí

Con todo, el problema de Arabia Saudí es que camina por una línea muy delgada. Y es que, por un lado, se disputa con Estados Unidos la hegemonía mundial del mercado negro y reducir la producción le supone ceder cuota de mercado para el país que hasta hace relativamente poco era el mayor exportador mundial. Más teniendo en cuenta que tiene una ventaja sobre su mayor rival y es el coste del bombeo en su territorio. No en vano, mientras que el franking estadounidense, aunque ha ido abaratando los procesos, necesita de una inversión mayor y tecnología más sofisticadas, en Arabia Saudí habría pozos que serían rentables aunque el precio del barril se desplomara hasta los 10 dólares según algunas fuentes del mercado.

Pero por otro, el aumento del precio de los últimos meses tras cuatro años de mercado bajista ha supuesto un importante balón de oxígeno para las cuentas de la propia Arabia Saudí, que se ha demostrado que no eran tan boyantes como aparentaban.


Más noticias en MSN

-Crecen los inversores que apuestan por fondos de empresas sostenibles

-El Gobierno español quiere vetar todas las prospecciones de petróleo y gas en el mar
(Fuente: El País)

Qué mirar próximamente
SIGUIENTE
SIGUIENTE

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon