• Hernández de Cos ha puesto cifras a lo que podrían ganar de más los bancos si su nivel de mora estuviera en mínimos, mejoraran su eficiencia y redujeran los improductivos: 5.000 millones de euros más. 
  • Aunque el gobernador considera que este sería el "techo" final porque llegar a esta situación es "difícil" en el entorno actual. 
  • Descubre más historias de Business Insider España.

No son solo los tipos negativos los que ponen palos en las ruedas de los bancos. Esta ha sido la idea central de la intervención del Gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, en el XV Encuentro del Sector Bancario.

Hernández de Cos ha puesto cifras a lo que podrían ganar de más los bancos si su nivel de mora estuviera en mínimos, mejoraran su eficiencia y redujeran los improductivos: 5.000 millones de euros más frente a los resultados cosechados hasta junio de 2019. 

En una ponencia titulada Bajos tipos de interés durante más tiempo. Rentabilidad y apetito por el riesgo en el sector bancario español el gobernado ha dibujado un escenario hipotético donde la morosidad se sitúe en mínimos junto con una mejora de la eficiencia unida a una reducción de los activos improductivos. 

En este caso, las estimaciones de rentabilidad mejorarían con un ROA, retorno sobre activos, 27 puntos básicos por encima y un ROE, rentabilidad sobre capital, que subiría en 3,5 puntos básicos. Esta situación, ha explicado Hernández de Cos, haría que la rentabilidad se situará en "confortablemente" por encima del por encima del "rango superior estadísticamente factible de estimación del coste de los recursos propios".

Leer más: Intereses negativos: cómo funcionan y qué significan exactamente para tu hipoteca o ahorros

Eso sí, el Banco de España es consciente de que esta cifra es complicada de alcanzar y es más bien un "techo".

Hernández de Cos ha apuntado que "probablemente sea difícil alcanzar una tasa de morosidad tan reducida en un contexto de menor endeudamiento y con cambios importantes en la composición de la cartera de crédito". A esto se suma que una parte del aumento de los costes de las entidades responde a inversiones tecnológicas, que son las que permiten a los bancos adaptarse al nuevo entorno y, por lo tanto, no pueden evitarse.

Aún así, el gobernador señala que esta cifra es indicativa de las acciones "deberían ser priorizadas por las entidades". 

Desagregando los datos, el Gobernador ha ilustrado en su ponencia que si se redujeran los activos improductivos el resultado de las entidades de depósito española aumentaría en 1.700 millones de euros y elevaría el ROA media en 10 puntos básicos y el ROE en 1,3 pp. 

La rentabilidad por debajo del coste de capital 

El gobernador del Banco de España también ha puesto el foco sobre la rentabilidad de la banca, que ha considerado como un riesgo para las entidades. 

"La rentabilidad es una de las principales variables que caracterizan la situación financiera de las entidades bancarias y la primera línea de defensa ante perturbaciones adversas", ha dicho Hernández de Cos. 

De esta forma, El gobernador del BdE ha señalado que el ROE de las entidades, aunque existe una alta dispersión entre bancos, se ha reducido en más de 1,5% respecto al año anterior. Lo que ha llevado que la media esté en un 6,2%. Un dato que está por debajo de la estimación del coste de capital que sitúan en el 7%.