Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Tipos de jubilación para funcionarios

Logotipo de Merca2.es Merca2.es hace 2 días Encarni Ortiz

Si estás llegando al final de tu vida laboral, quizá ya estés pensando en la jubilación. Calcular tu pensión es algo primordial, pero también hay algo que debes conocer antes. Los funcionarios, trabajadores públicos del Estado y Comunidades Autónomas y Administraciones Locales que obtuvieron su plaza antes del 1 de enero de 2011, tienen diferencias con el resto de trabajadores.

Todos ellos se considera que pertenecen al Régimen Especial de la Seguridad Social y no al General. Esto cambia algunas cosas, pues dicho régimen, al que ya no es posible acogerse para los nuevos empleados públicos, es el que determinará las prestaciones públicas de los trabajadores. Por ejemplo, la jubilación.

Si estás dentro de este grupo de asalariados públicos y ya estás pensando en retirarte del mundo laboral, descubre cuáles son los tipos de jubilación para los funcionarios.

Requisitos para la jubilación de los funcionarios

requisitos jubilacion funcionarios © Proporcionado por Merca2.es requisitos jubilacion funcionarios

Para aquellos empleados públicos que se acojan a este régimen, existen una serie de requisitos a tener en cuenta antes de poder solicitar la jubilación. Para acceder a la pensión, aquellos funcionarios interesados deberán haber cotizado un mínimo de 15 años. El cálculo de la misma se realizará aplicando el regulador que corresponda en cada caso. Variará según el cuerpo o categoría del trabajo que se haya desempeñado y el porcentaje será el que se establezcan según los años que se haya trabajado para el Estado.

Otra cosa que debemos tener en cuenta es que la edad puede variar para acceder a la jubilación. El hecho que cause este retiro laboral será determinante a la hora de valorar a qué edad puede o no realizarse. Según la normativa actual, podrá ser ordinaria o extraordinaria. Dependerá de algunos factores.

La jubilación será ordinaria si se solicita de forma voluntaria o accedemos a la misma de forma forzosa por cumplir la edad legal vigente en el momento. Esta se considerará extraordinaria si se produce por una lesión que se haya desembocado en acto de servicio o como una consecuencia del mismo. Por tanto, la edad no es un dato determinante en ciertos casos concretos.

Primer tipo: forzosa por edad

forzosa edad © Proporcionado por Merca2.es forzosa edad

En el primer caso, se da la jubilación forzosa por cumplir la edad legal vigente para proceder al retiro laboral. Esta se declarará de oficio cuando el funcionario cumpla los 65 años de edad. En algunos casos, no obstante, encontramos ciertas excepciones. Por ejemplo, los profesores de universidad, el personal de justicia y los registradores de la sociedad se jubilarán a los 70 años.

En otros casos, el resto de funcionarios pueden solicitar la ampliación de la actividad laboral a los 70 años de edad siempre que lo deseen de forma voluntaria. De hecho, si se continúa con la actividad laboral después de haber cumplido los 65 años, está gratificado.

El régimen al que se acogen reconocerá al interesado un porcentaje adicional por cada año que este haya ofrecido sus servicios al Estado. Se calculan desde la fecha en que se cumplan 65 años, estableciendo un 2% más para los que tengan hasta 25 años trabajados; un 2,75% para los que tengan entre 25 y 37 años; y un 4% a partir de los 37 años trabajados para el Estado.

Segundo tipo: Jubilación voluntaria

jubilacion voluntaria © Proporcionado por Merca2.es jubilacion voluntaria

Otro de los tipos de jubilación a los que los funcionarios pueden acceder es la voluntaria. Se trata de la anticipada y, en este régimen, no existe ningún tipo de sanción por decidir acogerse a ella. Aquellos trabajadores públicos que lo deseen, pueden hacerlo siempre y cuando hayan cumplido 60 años y hayan trabajado 30 años al servicio del Estado.

La cuantía de su pensión, si se cumplen ambos requisitos, en ningún caso se verá reducida. Para poder acogerse a la misma, se debe presentar la solicitud con al menos tres meses de antelación a la fecha en la que queramos retirarnos.

En este caso, debemos tener en cuenta que el personal de las Cortes Generales podrá también jubilarse de forma voluntaria siempre y cuando haya cumplido 60 años de edad o tenga reconocidos al menos 35 años al servicio del Estado.

Tercer tipo: por incapacidad permanente

incapacidad permanente © Proporcionado por Merca2.es incapacidad permanente

Existe un tercer tipo de jubilación. Es a la que los funcionarios pueden acogerse en caso de declarar incapacidad permanente para poder realizar sus servicios con correcta normalidad. Debemos saber que en este caso la cuantía se calculará del mismo modo que la pensión ordinaria por jubilación por edad.

Sin embargo, existe una particularidad. Cuando la incapacidad se da cuando el funcionario sigue en servicio activo o en una situación similar, se considerarán efectivos los años completos que falten para cumplir la edad de jubilación, además de los años ya acreditados hasta el momento en el que se ha pedido la jubilación por incapacidad.

Si en el momento de que se deba producir la jubilación el funcionario acredita menos de 20 años de servicios y la incapacidad no lo inhabilita para realizar la profesión o el oficio de forma completa, la cuantía de la prestación económica se reducirá un 5% por cada año completo de servicio que quede para completar los 20 de servicio activo. El máximo será del 25% para los que acrediten 15 o menos años de servicios prestados. En caso de que la enfermedad se agravase antes de cumplir la edad de jubilación, se podría solicitar el incremento para llegar al 100%.

La entrada Tipos de jubilación para funcionarios aparece primero en Merca2.es.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Merca2.es

image beaconimage beaconimage beacon