Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Cómo suele reaccionar el Ibex un día después de las elecciones?

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 24/06/2016 Marta Gracia

Con las segundas elecciones generales celebradas en seis meses a la vuelta de la esquina, la volatilidad se ha instalado en el mercado español. Estadísticamente, el Ibex ha respondido a las elecciones con caídas, sobre todo si hay cambio de Gobierno. En las últimas elecciones, las fallidas del 20D, el selectivo español se dejó 3,62% como respuesta a la imposibilidad de pactos para formar Ejecutivo.

A lo largo de su trayectoria, el Ibex ha solido premiar, salvo circunstancias excepcionales, más las legislaturas de Gobiernos con mayorías absolutas que con mayoría simple. Sin embargo, el lunes tras elecciones siempre ha descontado un resultado negativo.

Natalia Aguirre, directora de Análisis y Estrategia de Renta4, explica que los comicios en general suponen incertidumbre, aunque matiza que en esta ocasión no han determinado un peor comportamiento relativo del Ibex frente a otras bolsas. La principal razón es que en esta ocasión pesan más otros factores globales: como el ritmo de crecimiento económico global, resultados empresariales, bancos centrales o el riesgo de Brexit.

“En otras elecciones sí se ha dejado sentir más la incertidumbre vía mayores primas de riesgo", apunta Natalia Aguirre. Sin embargo, explica que el hecho del que el BCE compre deuda de todos los países europeos “lleva a que no haya diferenciación entre uno y otro país por riesgo político, no cotizan los fundamentales individuales”.

Asimismo, apunta que cuando ha habido un Gobierno “fuerte capaz de mantener un política económica adecuada” ha sido cuando mejor comportamiento ha tenido el selectivo español.

CÓMO HA SIDO EL DÍA DESPUÉS

El selectivo español se puso en marcha el 14 de enero de 1992, así que desde 1993, el principal índice de la bolsa siempre ha registrado caídas en la primera sesión tras conocer los resultados electorales. En 1993, cuando Felipe González, líder del PSOE volvió a ganar por cuarta vez consecutiva, el Ibex se dejó un 1,75%.

La mayor caída fue en 1996 cuando ganó el Partido Popular con José María Aznar al frente. Este fue el primer triunfo en democracia para el centro-derecha. El Ibex se desplomó más de un 5% y la principal razón fue que la victoria fue menos holgada de lo que se espera y pronosticaban los sondeos.

En el 2000, los 183 escaños logrados por el PP le sirvieron la mayoría absoluta y Aznar repitió como presidente del Gobierno con absoluta comodidad, sin la necesidad de apoyos; el Ibex 35 restó un 1,24%.

Las elecciones de 2004 también llevaron a que el índice de referencia en la bolsa española cayera, en esta ocasión más de un 4%. Estos comicios, celebrados después del 11M, dieron la victoria al PSOE y a José Luis Rodríguez Zapatero. El PSOE sorprendió al pasar al PP. Sin embargo, las caídas fueron más moderadas cuando se reeligió en 2008 a Zapatero con mayoría algo más amplia. Un 0,29% cayó en el 2008.

© Proporcionado por Bolsamanía

La mayoría absoluta del PP en 2011 no hizo que el Ibex respondiese de otra manera. En esta ocasión registró una caída del 3,4%. En esta ocasión el contexto de crisis que hacía mella en todos los países europeos fue uno de los principales causantes de la caída.

RESULTADOS SIMILARES

Todo apunta, según las encuestas, que los resultados del 26 de junio serán parecidos a los del 20D: sin mayorías absolutas de un solo partido, ni mayorías con pactos entre dos partidos. Así, que se abrirá otro periodo de negociaciones para formar gobierno, “en función de la dirección que vayan tomando esas negociaciones, la evolución de los mercados será una u otra”, señala la directora de Análisis y Estrategia de Renta4.

De hecho, el pasado 21 de diciembre, un día después de las elecciones generales, el Ibex 35 cedió un 3,62% como respuesta a que no se podía formar gobierno en un corto periodo de tiempo. El resultado de los comicios fue "aún más fragmentado de lo esperado", algo que según los expertos complicaba la gobernabilidad del país y la continuación con las reformas necesarias para apuntalar un crecimiento sostenido.

Para las próximas elecciones, Natalia Aguirre asegura que el mejor resultado para que el Ibex tenga un mejor comportamiento es que sea un gobierno estable capaz de continuar adelante con las reformas necesarias para mantener un sólido ritmo de crecimiento en la economía española.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon