Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Cuáles son las principales características de los CFD's?

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 31/03/2017 Bolsamanía

Muchas son las leyendas que circulan alrededor del apalancamiento financiero. La mayoría de ocasiones en las que los usuarios claman en contra de este factor son fruto, en gran parte, del desconocimiento o, en su defecto, del mal uso propiciado por la desinformación. Según nuestra experiencia, nada mejor para explicar el apalancamiento financiero que un ejemplo numérico que ilustre una operación real.

Si compramos 1.000 acciones de Telefónica a 8 euros cada una, nuestra banca tradicional nos exigiría 8.000 euros para cruzar la orden (1.000 acciones * 8 euros cada una)

En cambio, si compramos 1.000 CFDs de Telefónica a 8 euros, nuestro bróker solo nos exigirá un 10% del valor total de la posición. Es decir, aproximadamente unos 800 euros. Este capital, retenido en concepto de garantía, nos será devuelto en el momento en el que decidamos cerrar la orden, según el ejemplo creador por XTB. Al igual que con acciones tradicionales, el nominal de la posición asciende a 8.000 euros (1.000 CFDs * 8 euros cada uno).

Si cuando decidamos cerrar la operación tenemos la fortuna de que Telefónica ha subido a 8,5 euros, obtendremos unos beneficios de 0,5 euros por acción. Por tanto, en este caso, al haber comprado 1.000 CFDs de Telefónica, obtendremos 500 euros. Y todo ello habiendo desembolsado un capital de tan sólo 800 euros. Si, por el contrario, el mercado no evoluciona a nuestro favor y decidimos cortar la posición en el momento en el que Telefónica cotiza a 7,80 euros, nuestra pérdida será de 200 euros (8,00-7,80)*1000.

Debemos señalar además que, en este caso, el bróker nos ha exigido sólo unas garantías de un 10% de la posición, o lo que es lo mismo, un apalancamiento de 1:10, pero es posible que algún intermediario requiera incluso menos.

POSIBILIDAD DE OPERAR A LA BAJA

Además, del apalancamiento financiero, la otra gran característica de los CFDs es que permiten operar en ambas direcciones del mercado. A la tradicional operativa al alza debemos de sumar además la posibilidad de entrar a la baja. Esta característica es conocida como operativa bajista, venta al descubierto, venta en corto o, simplemente, cortos.

El funcionamiento es exactamente igual que la operativa al alza con la salvedad de que nuestro objetivo es que el mercado en cuestión (acción, índice materia prima...) caiga lo máximo posible para poder obtener el mayor beneficio.

De la misma manera que cuando compramos una acción nos arriesgamos a que la empresa en cuestión pueda caer en bolsa, cuando tomamos una posición corta el riesgo radica en que la compañía pueda subir en los parqués. Al igual que en los mercados alcistas, el riesgo está en que la realidad sea contraria a las expectativas. Este tipo de operativa también es utilizado por los inversores más profesionales para realizar las coberturas de sus carteras.

Para interiorizar el funcionamiento del apalancamiento financiero como el de operativa en corto, es fundamental dedicar un tiempo a la formación. El bróker de referencia en España, XTB, ofrece a sus usuarios la oportunidad de participar en cursos gratuitos para conocer a fondo las implicaciones de estos productos. Desde la página www.xtb.es los inversores que deseen acercarse un poco más al mercado cuentan con la posibilidad de asistir diariamente a cursos y webinarios imprescindibles para realizar una operativa con éxito.

© Proporcionado por Bolsamanía

© Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon