Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Por qué es más fácil acceder a contenido pirata desde una web en español que desde una en inglés?

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 08/05/2017 Bolsamanía
© Proporcionado por Bolsamanía

La piratería está a la orden del día. Una gran parte de la población mundial consume contenido ilegal en 'streaming' a través de páginas como Pordede, mientras que otra parte de los usuarios se decanta por la descarga en sus dispositivos de software y productos audiovisuales (series, películas, videojuegos, programas de ordenador, etc.) para consumir o utilizar en cualquier momento y sin necesidad de Internet.

Actualmente, el 95% de las descargas musicales realizadas de forma global son ilegales; el 40% de los artículos vendidos online son falsificaciones; el 24% del tráfico de Internet se hace en webs de contenido pirata, y el 40% del software instalado en ordenadores es ilegal. Es más, el 90% de los contenidos digitales que se consumen en España es pirata, según el estudio de la Coalición de creadores publicado en 2016. Se trata de cifras verdaderamente asombrosas, pero no es algo de extrañar si, por desgracia, rara es la persona que no conoce a alguien que piratee algún tipo de contenido, aunque sea mínimo.

Siguiendo el hilo de los porcentajes, éstos son aún más elevados en los países hispanohablantes, lo que nos lleva a hacernos determinadas preguntas. ¿En qué estado se encuentra la piratería en estos momentos? ¿Por qué es más fácil acceder a contenido pirata en español que hacerlo en inglés? Para intentar dar respuesta a estas y otras cuestiones, el CEO de 3ANTS, Javier Capilla, responde. 3ANTS es una empresa española en la que invierte Telefónica Open Future dedicada a la protección de contenidos online a partir de procesos basados en 'machine learning' e inteligencia artificial.

LAS CLAVES DE LAS DIFERENCIAS ENTRE LOS DOS IDIOMAS

El español es uno de los idiomas más hablados en el mundo. Con más de 330 millones de hablantes nativos y más de 550 millones que lo hablan por cualquier rincón del mundo, el idioma entra en el Top 5 de los más comunes. Además, a esto hay que añadirle el hecho de que es el segundo idioma más influyente del mundo.

"Se podría asumir que la protección de los contenidos digitales en las webs hispanas debiera ser de vital importancia para enfrentarse a la piratería. Sin embargo, la realidad es otra muy distinta, ya que, a diferencia del mundo anglosajón que se ha blindado a la piratería en ese idioma, en la lengua de Cervantes resulta relativamente sencillo encontrar cualquier producto", señala Capilla.

La persecución tan dura se está haciendo contra las webs en inglés y no contra las hispanas por dos motivos fundamentales. El primero, por las propias empresas: las distribuidoras de contenido en inglés son más conscientes de que la piratería supone un problema grave para su base económica, por lo que son bastante reacias a que las ilegalidades salgan impunes. El segundo va unido al motivo anterior: dado que las compañías velan más por sus intereses económicos y por minimizar la pérdida de dinero a causa de la piratería, se ha dejado al descubierto que el sector necesita un mayor número de proveedores dedicados a la protección de estos contenidos, una brecha que muchas nuevas empresas han sabido aprovechar.

Este claro aumento de la protección del 'copyright' arroja unas cifras bastante significativas, tal y como señalan desde 3ANTS: por cada retirada de contenido en lengua española se realizan más de 100 en la inglesa. Además, esta lucha tiene el beneplácito de organizaciones que han creado protocolos que buscan la protección de esos derechos de autor que quedan vulnerados constantemente, como es el caso de Google con su algoritmo Pirate 2.0, el cual hace que las webs con muchas denuncias pierdan relevancia y, a cambio, lo ganen otras que pasan más desapercibidas (webs en español de contenido ilegal se vuelven más accesibles para el público al recibir menos denuncias).

¿POR QUÉ LUCHAN LOS ANGLOSAJONES?

Javier Capilla lo tiene claro. "La respuesta, como no podría ser de otra manera, es de carácter económico, pero con vinculaciones en la toma de acciones que proyectasen un futuro mejor para la distribución y creación de contenidos digitales: los anglosajones entendieron que la batalla no puede darse por perdida porque esa nunca puede ser la solución".

Dejando ligeramente al margen las pérdidas económicas directas, hay un aspecto más que destacar. Los creadores de contenido ingleses se dieron cuenta de que, si el asunto se deja pasar, hay un crecimiento del número de usuarios consumidores del contenido ilícito, provocando daños aún mayores, tanto en dinero como en recursos humanos (si no se ingresa, no hay un mercado laboral que fomentar) y en el propio contenido como tal (menos trabajadores, peor calidad).

Los contenidos de páginas webs en español han tenido la "suerte" de que los creadores anglosajones les han prestado menos atención por considerarlo un mercado secundario respecto al propio, "pero poco a poco irán acaparando la atención de los distintos actores implicados, que, a su vez, también comprobarán empíricamente que merece la pena luchar contra la piratería en un idioma que actualmente domina el 8 por ciento del tráfico web y que crece en una proporción cada vez más rápida", argumenta el CEO de 3ANTS.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon