Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Por qué se prohíben los cortos en Liberbank y no en el Popular?

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 12/06/2017 Nieves Amigo

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha adoptado una polémica decisión este lunes que ya está 'levantando ampollas'. El organismo ha prohibido la venta en corto sobre Liberbank con efectos inmediatos y por el periodo de un mes. La CNMV basa esta decisión en el hecho de que Liberbank ha caído con fuerza en las últimas sesiones sin que haya una razón que lo justifique más allá del contagio por lo ocurrido con Banco Popular, y subraya que Bruselas, y en concreto la ESMA (Autoridad Europea de Mercados de Valores), apoyan esta medida.

Liberbank lleva tiempo 'en el ojo del huracán' y se considera una de las entidades financieras españolas más débiles y más 'opables'. Tras la compra-rescate de Popular por parte de Santander la semana pasada, las caídas en Liberbank han sido enormes, hasta el punto de que la entidad ha perdido la tercera parte de su valor en bolsa en tres días con un volumen abrumador. En declaraciones a 'Bolsamanía', fuentes del banco calificaban la semana pasada de "sinsentido" estos recortes y recordaban que el banco dispone de unos óptimos niveles y ratios de liquidez.

Más allá de los efectos beneficiosos que esta medida adoptada por la CNMV pueda tener sobre Liberbank -y que implican, a corto plazo, evitar su derrumbe bursátil-, la cuestión está en la diferencia de criterio entre lo que ha hecho el organismo con Liberbank y lo que ha hecho -o, para ser precisos, no ha hecho- con Popular. ¿Por qué no prohibió la CNMV las posiciones cortas en Banco Popular?

© Proporcionado por Bolsamanía

Desde que Emilio Saracho habló en junta de accionistas, a principios de abril, la evolución de Popular en bolsa fue cada vez más errática, con abundantes jornadas de desplomes muy importantes -y muy superiores a los registrados por Liberbank- que le llevaron a su semana de crash bursátil, en la que se dejó un 40%. En ninguno de esos momentos de crisis bursátil de Popular, y a pesar de que la propia entidad emitió varios comunicados 'defendiéndose' de noticias que consideraba falsas y recalcando que era solvente, la CNMV optó por prohibir las posiciones cortas en Popular, y eso a pesar de que la actividad de los cortos en el banco ha sido frenética.

A finales de mayo, los cortos aumentaban su presencia en el capital de Popular hasta el 12,06% desde el 11,73%. Marshall Wace, con el 1,9%, aparecía como el mayor bajista de la entidad, seguido de Samlyn Capital (1,8%), Oceanwood Capital Management (1,12%) y AQR Capital Management (0,74%).

En las redes sociales ya se está criticando la medida de la CNMV. Se habla de "doble vara de medir" y se sugiere que la caída de Popular se permitió para favorecer la operación de compra-rescate. Todo esto, en medio del malestar de los accionistas minoritarios de Popular, que preparan una avalancha de demandas después de haber perdido todo.

Mientras tanto, fuentes oficiales de la CNMV han señalado que hay dos motivos fundamentales por los que esta medida se ha tomado con Liberbank y no se tomó con Popular. En primer lugar, apuntan que los fundamentales de Libebank (resultados, balance, evolución de magnitudes...) no muestran ninguna señal que permita concluir que los movimientos del mercado estén justificados. Este no sería, según la CNMV, el caso de Popular, que había revisado a la baja sus resultados de 2016 y que había explicado que su situación necesitaba de una ampliación de capital o venta. En segundo lugar, siguen explicando estas fuentes, las posiciones cortas en Liberbank aún no han empezado a acumularse por lo que, añaden, la medida tiene un sentido que no tiene cuando las posiciones cortas son muy elevadas, como ocurría con Popular.

Las mismas fuentes de la CNMV subrayan que se trata de una decisión dirigida exclusivamente a Liberbank que han tomado de manera unilateral, como organismo independiente, en contacto con las autoridades europeas y la propia entidad, al tiempo que han negado que se hayan mantenido contactos con el Ministerio de Economía a la hora de tomar esta medida.

La razón fundamental de esta decisión es evitar un daño significativo en la confianza del mercado sobre Liberbank, han recalcado estas fuentes, que han negado que la medida esté enfocada a preservar la estabilidad del sistema financiero español en su conjunto. "Esta circunstancia (que Liberbank sufra un daño significativo) podría conducir a situaciones que pusieran en riesgo la estabilidad financiera, pero hoy por hoy no hemos detectado en absoluto ningún elemento que ponga en peligro la estabilidad financiera de Liberbank o del sector", han apuntado. De hecho, han explicado que no se ha planteado la posibilidad de extender esta decisión al conjunto del sector financiero.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon