Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Qué hay detrás de la 'exclusividad' que pide Iglesias a Pedro Sánchez?

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 06/02/2016
© Proporcionado por Bolsamanía

A Podemos no le interesa facilitar la gobernabilidad, ni promover las reformas pendientes que necesita este país para que el régimen político recupere su vitalidad, ni siquiera modernizar el Estado. Se vio en la rueda de prensa de Iglesias del pasado día 22, a la salida de su primera entrevista con el Rey: su urgencia consiste en tocar poder, en alcanzar la vicepresidencia del gobierno a cualquier precio y en colocar a sus principales adláteres en cargos resonantes.

El para qué importa poco y en todo caso hay una copiosa bibliografía de Podemos que permite dudar de que las metas declaradas en sus tibios programas electorales más recientes coincidan realmente con los móviles revolucionarios de sus promotores. En todo caso, los de Podemos no sienten la necesidad de conseguir grandes consensos para empresas tan necesarias como la reforma constitucional o la reforma electoral.

Y consecuentemente con aquella actitud, que fue claramente ofensiva para el PSOE, que no había sido siquiera consultado sobre aquella extraña alineación que incluía a Iglesias como vicepresidente del Gobierno, Iglesias impuso este viernes una condición radical a las negociaciones con el PSOE en su encuentro con Sánchez: que Podemos sea el partenaire en exclusiva de los socialistas, sin contar otras minorías que puedan adherirse. Dicho de otro modo, Iglesias ha decretado la incompatibilidad de Podemos con Ciudadanos, por lo que sólo asentirá a la alianza con Sánchez si éste renuncia a cualquier ampliación del acuerdo hacia la derecha. Sin embargo, la urgencia que siente Iglesias de descabalgar al PP del poder justifica la negociación con los independentistas para que faciliten la investidura. Los escrúpulos de Sánchez no serían por tanto suficientes para evitar que su investidura se debiera en parte a la condescendencia de ERC y de Democracia y Libertad, los herederos de UDC. Obviamente, el PSOE no puede acceder a semejante dislate.

OPCIONES DE GOBIERNO

El PSOE circulará a partir del lunes un documento con sus propuestas de gobierno, con la intención de negociar con las distintas formaciones hasta lograr una mayoría suficiente para gobernar. En otras palabras, no se someterá al dictado de Pablo Iglesias, quien evidentemente tampoco tiene en su mano otra opción distinta para llegar al gobierno. En otros términos, si Podemos persiste en su actitud, bloqueará la formación de lo que él llama un ‘gobierno de progreso’, una actitud cerrada que podría tener un elevado coste electoral para quien la adopte. Y entonces el PSOE sólo podría alcanzar la mayoría suficiente si lograse el apoyo de Ciudadanos y la abstención del PP. De este PP o de otro renovado, si prosperan los movimientos empresariales y políticos que, según se afirma, van en esta dirección.

Podemos piensa que si consigue quedarse como la única oposición por la izquierda a un gobierno amplio lograría a medio plazo suplantar al PSOE y ubicarse en su lugar. Otros politólogos piensan en cambio que si tal sucediera, Podemos se dirigiría irremisiblemente a ocupar el espacio de Izquierda Unida, muy lateral y de reducidas dimensiones, en tanto el PSOE recuperaría la prestancia de anteriores ocasiones.

Sea como sea, los próximos días serán de una intensa actividad política: el PSOE seguirá seduciendo a Ciudadanos, el PP soportará una fuerte presión y Podemos seguirá manteniendo su posición aparentemente irreductible, mirando con el rabillo del ojo si prosperan los intentos de Ciudadanos de forzar la abstención del PP.

Más información:

Los pactos de Gobierno explicados con títulos de canciones de Mecano

Los reyes publican por primera vez el coste de sus contratos

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon