Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Qué ocurre con la Peineta y el traslado del Atlético de Madrid?

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 17/03/2016 Bolsamanía

El Atlético de Madrid y la Comunidad de Madrid podrían estar a un acuerdo cercano para que los terrenos del que será el nuevo estadio de los rojiblancos sean propiedad suya. Ayuntamiento y club estuvieron a punto de cerrar la venta pero las condiciones de la comunidad autónoma alejaron posturas.

La Peineta, el Vicente Calderón, el Atlético de Madrid y las instituciones públicas. El cuadrado mágico, como diría Luxemburgo, no parece tener fin y las polémicas y las suspicacias parecen salir por cada ladrillo que se pone en el futuro y moderno campo rojiblanco. Su origen está en los Juegos Olímpicos de Madrid. La ciudad necesitaba un nuevo estadio donde se celeberase el evento y el Atlético un feudo nuevo, dado que el actual se había quedado encajonado en la M-30. Ambos entes firmarían un acuerdo para que, tras los JJOO, los rojiblancos disputasen los choques ahí, a cambio de los terrenos de la casa actual atlética.

Desde que se hizo oficial el traslado desde el Vicente Calderón a lo que hoy se le llama la Peineta, situada en el madrileño barrio de San Blas, no han parado de salir las voces críticas al traslado. En un primer momento, los dirigentes rojiblancos informaron a sus socios que el acuerdo (firmado con el PP) sería un cambio de un lado a otro y tendría coste cero y beneficio cero, sólo que las prestaciones serían infinitamente mejor de cara a la estabilidad de la entidad y el confort sería sustancialmente potencial para los aficionados.

LAS PARCELAS, OBJETO DE CONTROVERSIA

En el año 2009, llegó el primer revés para los dirigentes colchoneros puesto que dos plataformas atléticas, anticambio a la Peineta, alegaran que no era legal. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid dio la razón a los aficionados y dijo que era ilegal la Operación Mahou-Calderón ya que en esa zona no puede construirse más de cuatro plantas y estaba trazado hacer dos rascacielos en los planos.

Los dirigentes recurrieron pero el pasado 2015 se volvió a considerar que era ilegal aunque se podría recurrir y se ha hecho.

Desde un primer momento, la propiedad de las parcelas nunca ha quedado claro. En un primer momento, no se explicó de quién es quien el terreno. Lo último que se conoce es que, FCC (empresa de construcción) revendió la parcela que ocupa el Vicente Calderón al Atlético -que a su vez quiere vendérselo a consistorio madrileño-, y que el Ayuntamiento tiene la potestad de los mismos de la Peineta. La constructora vendió a cambio de 170 millones de euros, una cifra en la que el Atlético no está dispuesta a venderla al Ayuntamiento de Carmena.

EL SUELO DE LA PEINETA, PARA EL ATLÉTICO

© Proporcionado por Bolsamanía

Todo este baile de cifras y de terrenos no ha acabado. Por último queda dirimir quien es el dueño y quien lo será cuando la famosa Peineta (estadio donde se iban a celebrar los Juegos Olímpicos fallidos de Madrid). Por ahora, pertenecen al Ayuntamiento, quien quiere vendérselos al Atlético aunque se haya truncado la posible compra-venta. La operación fue firmada por Miguel Ángel Gil (consejero delegado del club) y la exalcaldesa popular Ana Botella pero con la llegada de Ahora Madrid, todo se fue al traste en un primer momento aunque después de muchas negociaciones el nuevo gobierno y el club han llegado a un acuerdo para que se produzca la operación a falta de la luz verde dé la Comunidad de Madrid.

Cuando el gobierno dirigido por Cristina Cifuentes acceda a la operación de venta, que parece que tal y como avanza El País lo va a hacer, el Atlético de Madrid tendría en propiedad el ansiado suelo de la Peineta y compraría además los terrenos del centro acuático, que está abandonado puesto que no se consiguieron los Juegos Olímpicos. En esa zona se construirá un edificio para el confort y el ocio del socio colchonero donde contaría con pistas de pádel, campos de fútbol y zonas de restauración.

Parece que el 'Caso Peineta' toca por fin a su fin, las obras marchan a buen ritmo, y los hinchas podrán disfrutar de uno de los estadios más vanguardistas del mundo.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon