Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Qué teléfono es más resistente: el Samsung o el iPhone?

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 20/03/2016 Bolsamanía
© Proporcionado por Bolsamanía

Son muchas las torturas a las que sometemos nuestros teléfonos móviles cada día, algunas simplemente pasan desapercibidas y otras dejan a los smartphones totalmente inservibles. Las compañías se esfuerzan en implementar características que les hagan más resistentes pero ¿es realmente así?

Tal y como informa BBC Mundo, la compañía surcoreana Samsung afirma que sus dos nuevos modelos el Galaxy S7 y S7 Edge, tienen alta resistencia al agua. ¿Es cierto? ¿Pasa lo mismo en la otra gran marca?

La compañía Square Trade decidió poner a prueba a Samsung y Apple, sometiendo a sus dispositivos a una serie de exámenes para probar su resistencia.

Samsung, por ejemplo, afirmó que el GalaxyS7 y S7 Edge podían seguir funcionando tras ser sumergidos a más de un metro de profundidad durante 30 minutos. Para comprobarlo, Square Trade creó un robot de inmersión profunda y dejó caer en él los dispositivos de Samsung y Apple. Tras la prueba, el sistema de sonido de los nuevos celulares Samsung quedó permanentemente dañado. Por tanto, sobrevivía a la inmersión pero el sistema de sonido quedaría distorisionado.

No obstante, según Square Trade, los nuevos aparatos de Samsung son "los más resistentes al agua hasta el momento", ya que, a los 10 minutos de inmersión, el 6S Plus de Apple comenzó a sufrir problemas de funcionamiento y a los 24 minutos "se había convertido en un ladrillo", completamente inservible.

Según explica BBC Mundo, otra de las pruebas a las que se sometió a los teléfonos fue la caída, a través de un robot que emulaba los golpes que reciben los al caer sobre diferentes superficies. Para ello, los especialistas introdujeron los aparatos en una cámara cerrada que giraba a una velocidad de 50 revoluciones por minuto durante 30 segundos.

En este caso, los Galaxy S7 y S7 Edge sufrieron peores consecuencias, debido a la curvatura de su pantalla trasera, más sensible a los impactos. Sin embargo, tanto estos como los iPhone acabaron con las pantallas rotas. Y a la hora de dejarlos caer en el suelo a 1,8 metros de altura, ninguno de los modelos salió bien parado.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon