Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Saturados de Greta Thunberg?

Greta Thunberg despierta pasiones pero también polémica. ¿Los constantes viajes y discursos oficiales de la adolescente sueca, convertida en emblema del interés de los jóvenes por la lucha contra el cambio climático, realmente ayudan a la causa o son más bien postureo? Diputados franceses escépticos La cuestión provoca división de opiniones entre los diputados franceses. Guillaume Larrivé, del conservador "Los republicanos", dice en Twitter que su país no necesita gurús apocalípticos sino progreso científico y coraje político. Sébastien Chenu, del ultraderechista Frente Nacional, pregunta irónico "¿si no me postro ante ella estoy siendo políticamente incorrecto? Incluso miembros de la mayoría que la ha apoyado han expresado sus dudas. Marléne Schiappa, secretaria de Estado para los derechos de la mujer y la igualdad, se cuestiona los mensajes de alguien que se salta clases para manifestarse. "Lamento que hayamos convertido a Greta en una heroína y un icono de la emergencia ecológica", dice Bénédicte Peyrol, diputada de La República en Marcha. "Porque los héroes para mí son las personas que a diario intentan encontrar una solución, los agricultores que visito sobre el terreno, que se preguntan qué pueden para la transición ecológica". "Más allá de su personalidad que provoca división de opiniones, Greta tiene un impacto real sobre la juventud. Aquí en Lyon vamos a preguntar a algunos adolescentes su opinión sobre ella y por lo que hacen habitualmente por el medioambiente". La opinión de los jóvenes Casi todos con los que hablamos la conocen. Algunos incluso han participado recientemente en manifestaciones contra el cambio climático y les resulta más fácil identificarse con ella. "Como es joven, nos impacta más lo que dice y lo que hace", dice una chica. "Algunos diputados llevan mucho tiempo trabajando por el medioambiente. Pero creo que la voz de los jóvenes amplía ese movimiento", nos comenta un joven. Muchos habían empezado a luchar contra el cambio climático dentro de sus posibilidades antes de que apareciera Greta. "Todo lo relacionado con el reciclaje, prestar atención a nuestro consumo y a nuestros desplazamientos...", recuerda esta adolescente. "Hay muchos 'retos,' entre comillas, en las redes sociales para cambiar las cosas, recoger la basura en la playa, por ejemplo", dice su amiga. Greta, siempre muy crítica con políticos y adultos en general, visita Francia poco después de que París declarara la emergencia climática y establecieran un plan ambicioso de limitación de emisiones de co2 para las próximas décadas.
image beaconimage beaconimage beacon