Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Se le ha acabado el combustible a Japón? El BoJ decide mantener tipos y no aumenta la compra de bonos

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 29/07/2016 Marco Collado

El Banco de Japón (BoJ) ha anunciado una modesta dosis de estímulos en una clara señal de que el alcance de su política monetaria podría estar llegando a su fin. Los inversores han expresado su decepción tras la decisión del banco central de mantener los tipos de interés sin cambios en el -0,1% en lugar de bajarlos hasta el -0,15%.

Por otro lado, el BoJ ha dicho que comprará 6 billones de yenes (58.000 millones de dólares) en fondos cotizados (ETFs), casi el doble de los 3,3 billones anteriores. Sin embargo, mantiene su objetivo de compra para los bonos soberanos y decide mantener los tipos de interés en el nivel previo.

© Proporcionado por Bolsamanía

La pregunta que surge después de esta decisión es, ¿por qué no?. Algunos analistas sostienen que el banco no podría seguir aumentado sus compras de bonos mucho más sin provocar inestabilidad en el mercado, una visión que es probable que gane fuerza después de la decisión de este viernes.

Además está el sector bancario, al que unos tipos sobre depósitos aún más negativos dañarían considerablemente sus ingresos y pesarían en la confianza de los ahorradores. Así, el Banco de Japón salva una de las "patatas calientes" de su economía, aunque sea temporalmente, pero no evita decepcionar a los inversores, que esperaban una acción mas agresiva que contrarrestase la débil inflación y la apreciación del yen. Esta presión para que el BoJ amplíe su plan de estímulos lleva ya varios meses en aumento y las especulaciones sobre que el banco podría activar el "helicóptero de dinero" cobraban mayor fuerza en las últimas semanas.

El gobernador del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda ha prometido varias veces que hará "lo que sea necesario" para alcanzar la inflación 2%. Pero actualmente la subida de los precios está muy lejos de ese nivel, y en los últimos meses se ha estado moviendo incluso en niveles negativos. Los datos divulgados este viernes muestran una caída del IPC del 0,5% en junio respecto al año anterior, el mayor ritmo de descenso desde 2013, mientras que el consumo ha sido más débil de lo esperado.

La bolsa de de Tokio ha caído durante la sesión pero ha conseguido recuperarse en el cierre para finalizar cerca del 0,5% positivo. El resto de bolsas asiáticas cierra en negativo y es el Hang Seng de Hong Kong el índice que más cae, con un -0,86%. En china, el índice de Shanghai pierde un 0,24% y amplía las caídas de las dos últimas sesiones, en las que el mercado reaccionó negativamente ante posibles nuevas medidas regulatorias para los activos de riesgo. En Korea, el Kospi finaliza prácticamente plano en el -0,13%.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon