Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Tiembla Deutsche Bank por un default griego? 2016 'huele' a impagos

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 10/02/2016 Bolsamanía

El nuevo año ha comenzado con turbulencias en los mercados, y uno de ellos es el de los seguros de riesgo ante eventuales impagos (credit default swaps -CDS-) que tan famosos se hicieron en Europa con la crisis de deuda.

Estos seguros miden el riesgo de que los deudores no hagan frente a los pagos comprometidos, y los acreedores los compran para cubrirse ante el riesgo de impago, ya que de producirse, el seguro les paga las deudas. Cuanto mayor es la prima que se exige por estos seguros, mayor es el riesgo percibido, y en los últimos días se ha disparado, lo que significa que los inversores temen que la situación económica global provoque la incapacidad de muchos emisores para pagar sus deudas.

El fenómeno, recoge El Confidencial, se ha generalizado y no afecta únicamente a los países periféricos, como ha ocurrido en otras ocasiones. De esta forma, se han visto perjudicadas tanto empresas públicas como países, pero sobre todo la banca. Precisamente uno de los peores han sido los CDS de Deutsche Bank, que este lunes alcanzaron máximos desde 2011, lo que se tradujo en el desplome de las bolsas, sobre todo del sector bancario, y en el repunte de las primas de riesgo, no sólo las de España , Grecia o Italia, sino también las de Francia y Holanda.

A medida que avanza este año, hay indicios claros de que se avecina tormenta a nivel económico. Esto podría hacer que algunos países cuyas cuentas públicas están bajo presión se vean obligados a declararse default, es decir, no cumplir de forma íntegra con sus obligaciones de pago respecto a la deuda soberana emitida.

Uno de estos casos, apunta MarketWatch, es Puerto Rico, que ya ha incurrido en default en dos ocasiones durante los últimos meses. Por su parte, CNBC incluye en la lista a Venezuela. El presidente, Nicolás Maduro, decretó el estado de “emergencia económica” ante las dificultades que atraviesa el país por la dependencia que tiene de la exportación de petróleo y el bajo nivel de precios de la materia prima.

También hay que señalar a Ucrania, cuya economía está en situación muy precaria ante el conflicto con Rusia. Pero otro fantasma podría volver a sobrevolar el viejo continente. Se trata de Grecia, que acaparó las portadas económicas durante la primera mitad del pasado año, hasta que se llegó a un acuerdo entre el Gobierno de Alexis Tsipras, y las autoridades europeas, para diseñar un programa de rescate a cambio de cumplir con ciertos ajustes económicos.

© Proporcionado por Bolsamanía

El plan consistía en que Grecia debía cumplir escalonadamente con ciertas obligaciones, cuyo cumplimiento le reportaría los préstamos estipulados en el rescate. Sin embargo, MarketWatch recuerda que el acuerdo no solucionó los graves problemas de la crisis griega.

Las alarmas se han vuelto a encender en el mercado, y la Bolsa de Atenas se desplomó un 7,87% este lunes, y este martes se deja un 2,89%. ¿Qué sucede con Grecia? Este mes toca revisión del programa y los inversores han apostado por deshacer posiciones esta semana más que en ninguna otra bolsa europea. "Todos estamos centrando nuestros esfuerzos en terminar la revisión para el 26-28 de febrero", ha dicho el ministro de Finanzas griego, Euclid Tsakalotos. "Lo más importantes es que ellos (los acreedores) entiendan los compromisos del Gobierno... la posición del Gobierno es que no haya recortes en las pensiones".

DEUTSCHE BANK SE HUNDE EN BOLSA

El principal banco alemán, Deutsche Bank, pasa por un momento difícil. Hace pocas semanas, reconoció pérdidas de 6.800 millones de euros en 2015. Además, los inversores penalizan las débiles previsiones que transmitió la entidad para el presente ejercicio. “Haremos lo posible por evitar pérdidas en 2016 pero, por supuesto, no podemos asegurar aún que será así”, señaló el director financiero, Marcus Schenck.

El coste de asegurar la deuda de Deutsche Bank ante una posible quiebra se ha más que duplicado este año, según datos de Bloomberg, lo cual da una idea de la gravedad de la situación para el banco alemán.

En bolsa, la entidad se desploma más de un 12% en las dos primeras sesiones de la semana. El comportamiento en general de los bancos europeos es negativo, ante las dudas sobre la solvencia del sector financiero en Italia y un repunte de las dudas en torno a Grecia. Sin embargo, como ocurría durante la crisis griega en 2015, los bancos alemanes y en concreto Deutsche Bank parecen llevarse la peor parte. Como titula CBS News, el zombie de la crisis griega acecha otra vez en Europa. "Los problemas de la banca italiana y del Deutsche Bank han reabierto el debate sobre la solvencia del sistema bancario europeo y de su capacidad para soportar un escenario más adverso", explica Felipe López-Gálvez, analista de Self Bank.

Por el momento, Deutsche Bank insiste en su solvencia. La entidad asegura que tiene "recursos suficientes" para cumplir con el pago de sus obligaciones en 2016 y 2017. El director financiero, Marcus Schenck, comenta que "la posición de capital y riesgo sigue fuerte y permite cumplir con los requerimientos (del supervisor bancario) desde una posición de fortaleza".

En la misma línea, el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, ha mostrado confianza en el banco alemán y ha asegurado "no estar preocupado" en declaraciones que recoge Bloomberg.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon