Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¡Ojo con los traspasos en fondos! Algunos sí pagan peaje fiscal

Finanzas.com Finanzas.com 26/05/2014 Óscar Torres
¡Ojo con los traspasos en fondos! Algunos sí pagan peaje fiscal // ¡Ojo con los traspasos en fondos! Algunos sí pagan peaje fiscal (finanzas.com) © finanzas.com ¡Ojo con los traspasos en fondos! Algunos sí pagan peaje fiscal // ¡Ojo con los traspasos en fondos! Algunos sí pagan peaje fiscal (finanzas.com)

Los partícipes de fondos de inversión en España cuentan con una ventaja de la que no pueden presumir otros países: la posibilidad de diferir sin límites el coste fiscal de las plusvalías obtenidas en fondos de inversión. Incluso, al cambiar de fondo. Ésta será, posiblemente, una de las peculiaridades más interesantes de los fondos de inversión como producto financiero en nuestro país. Si cuenta con un fondo en cartera, es posible que esté al tanto, ya que su gestora no se cansará de recordarlo.

Pero si está pensando cambiar de producto, conviene tomar ciertas medidas de precaución. Este tratamiento fiscal no se aplica en todos los casos. Recientemente, la Dirección General de Tributos (DGT) ha emitido una resolución en la que no sólo recuerda los supuestos concretos en los que no se puede aplicar, sino que también abre la veda a cambios en algunas gestoras.

En primer lugar, conviene conocer los requisitos imprescindibles para poder acogerse al régimen fiscal de los traspasos entre fondos de inversión. «El fondo de inversión es el mejor vehículo en términos de rentabilidad y fiscalidad. Uno no tributa hasta que no obtiene la plusvalía. Y creemos que éste es un aspecto muy importante a tener en cuenta en un momento como el actual, en el que cada vez vemos más impuestos», considera José Luis Jiménez, director de March Gestión.

Para beneficiarse del régimen fiscal de los traspasos es necesario cumplir con unos requisitos determinados. Si no se cumplen estas exigencias, el partícipe tendrá que pagar por las plusvalías obtenidas (véanse tablas). Sin embargo, con la última resolución de la DGT hay que tener en cuenta algo más.

¿A qué hay que prestar atención?

Con carácter general, la tributación de los inversores que transmiten o reembolsan sus acciones o participaciones en instituciones de inversión colectiva (IIC) puede diferirse si se reinvierte de forma automática en otras IIC´s. La cuestión analizada por la DGT valora las circunstancias en que puede aplicarse sobre IIC´s europeas y armonizadas depositadas en una entidad en el extranjero. Es decir, no se impide depositar el fondo en el extranjero, pero sí analiza el papel que la entidad comercializadora en España debe desempeñar para acogerse al régimen de diferimiento fiscal de los traspasos. Sobre la base de un informe emitido por la CNMV, la DGT exige que las operaciones y las órdenes relativas a los traspasos de estas IIC se realicen a través de la entidad comercializadora española.

Para ello, «las órdenes deben ser dirigidas a la comercializadora por el cliente; que el comercializador sea el intermediario principal, necesario y exclusivo y que así lo refleje el contrato de custodia de la cuenta de valores extranjera, sin que se pueda realizar ninguna entrada o salida de acciones o participaciones de fondos de inversión sin su expresa mediación», explica Paz Irazusta, de Cuatrecasas, Gonçalves Pereira. Eso sí, para poder beneficiarse del régimen de diferimiento de los traspasos, es necesario que el comercializador esté inscrito en la CNMV y debe recibir todas las órdenes (suscripción, traspaso y reembolso).

De esta manera, «la resolución afecta a los clientes que tengan depositadas en el extranjero sus participaciones en fondos de inversión», explica Jorge Moreira, de Garrigues. Desde su punto de vista, el cliente de este tipo de productos se verá obligado ahora a escoger entre el diferimiento por reinversión o el riesgo-país. Es decir, «se desincentiva» a quien, en su momento, pudo decidir trasladar su dinero a una cuenta en el extranjero para evitar problemas en España. No hay que olvidar que esto es perfectamente legal, siempre que se elabore la correspondiente declaración de bienes en el extranjero a Hacienda.

Dudas pendientes

Si bien eran numerosos los rumores acerca de la publicación de esta consulta, son muchas las incógnitas pendientes. Varios expertos consultados creen que ciertas dudas deberán ser resueltas, bien por la CNMV, o bien por la DGT en resoluciones posteriores. «Por un lado, no queda clara la postura respecto a los supuestos donde medie un contrato de gestión discrecional de carteras. Por otro, la resolución sólo habla de la necesidad de que las órdenes sean dirigidas a la comercializadora por el cliente sin matizar si deben ser dadas de forma directa (del cliente a la comercializadora) o si cabe la posibilidad de canalizarlas a través de un tercero en nombre y por cuenta del cliente», plantea Irazusta.

Esto resulta especialmente importante, no se aclaran casos como los de las órdenes dadas por un gestor personal (banquero privado) a quien un inversor le ha confiado el patrimonio y tiene libertad para mover el ahorro entre distintos productos, incluso, países. Además, varios expertos consideran que varias gestoras tendrán que revisar sus procedimientos internos para adecuarlos a estas exigencias.

Otros casos con peaje

Aunque ésta ha sido la sorpresa de los últimos días, no conviene perder de vista los supuestos habituales en los que no se puede aplicar el beneficio fiscal de los traspasos en fondos.

La legislación contempla dos casos de forma específica. Por un lado, que el número de partícipes de la IIC sea superior a 500. De no ser así, el inversor tendrá que hacer frente al coste fiscal, al realizar un traspaso. Por lo general, las gestoras suelen advertir al inversor de este tema. No obstante, puede haber ciertos problemas si el inversor opera por cuenta propia, a la hora de invertir en sicavs cotizadas en el MAB o en ciertos fondos de inversión extranjeros con poco historial. Muchas de ellas no alcanzan este número de partícipes.

Por otro lado, aunque menos probable para un inversor minorista, si en algún momento de los últimos 12 meses la participación del inversor ha superado un cinco por ciento del patrimonio total del fondo, tampoco se puede aplicar el diferimiento.

Por último, no cabe duda de que Hacienda exige que el partícipe no pueda disponer de su dinero durante el traspaso. Si recoge el dinero y luego decide volver a invertirlo en un fondo, no podrá beneficiarse de las ventajas fiscales de los traspasos y tendrá que computar las ganancias o pérdidas, con el coste fiscal que ello implique.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Finanzas.com

image beaconimage beaconimage beacon