Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿A qué juega Cameron?

Bolsamanía Bolsamanía 19/02/2016 Bolsamanía
© Proporcionado por Bolsamanía

El Primer Ministro británico, David Cameron, señala que hay progresos de cara a alcanzar un acuerdo de negociación con la Unión Europea pero, a través de su cuenta oficial de Twitter, a punta que no se podrá realizar la reunión este viernes cómo estaba programado.

Tal y como exponen en Bloomberg, "Todavía no hay trato. Yo sólo voy a hacer un trato si conseguimos lo que necesita Gran Bretaña" ha dicho el británico a los periodistas en Bruselas.

Las conversaciones se han reanudado este viernes después de que Cameron pasara gran parte de la madrugada debatiendo con los líderes de los países más reticentes, como son Francia, República Checa y Bélgica.

EXIGENCIAS Y RETICENCIAS

Como parte de la aversión de Reino Unido a una 'unión más estrecha', el primer ministro británico David Cameron quiere un compromiso firme de que el sector de servicios financieros, tal vez el mayor impulsor de la prosperidad económica del país durante los últimos 20 años, no se vea perjudicado por los intentos de Bruselas para apuntalar una zona euro inestable.

Reino Unido tiene actualmente una opción de exclusión del proyecto de unión bancaria de la UE, que fue ideado tras la crisis financiera. La unión bancaria busca armonizar el proceso de resolución de los bancos europeos fallidos y somete a las instituciones financieras a un supervisor único bajo el paraguas del Banco Central Europeo (BCE).

El "núcleo duro" de los países de la Unión Europeo (UE), Francia, Bélgica, Alemania y Holanda, se resiste a dejar que Reino Unido se interponga en su camino en el intento de protegerse a sí mismos contra otra crisis financiera. Francia quiere asegurarse de que el "mecanismo" de garantías que se ofrece a Londres y a los países de fuera de la eurozona no pueda permitirles bloquear o retrasar decisiones urgentes sino solo dar cierta flexibilidad en su aplicación.

La República Checa, por su parte lucha, entre otras cosas, por que la adaptación de los beneficios que perciben los trabajadores por hijo no tenga retroactividad y sirva de precedente para otros países. Bélgica, además, quiere que la UE pueda avanzar más rápidamente sin que bloqueen este proyecto.

La cumbre europea supone la cuenta atrás para un referéndum británico sobre la pertenencia a la UE y Cameron se la juega ya que llegó dispuesto a pelear por un buen acuerdo bajo el mensaje 'es ahora o nunca'. “Esta es una cumbre de construcción o de ruptura”, resumió el jueves Tusk. Consciente de que la UE necesita fuertes dosis de tensión para dar el más mínimo paso adelante.

DAVID CAMERON RETRASA LA REUNIÓN DEL GABINETE PROGRAMADA PARA LA NOCHE DEL VIERNES

El Primer Ministro británico ha utilizado las redes sociales, para informar de que las negociaciones que estaban programadas para este próximos viernes finalmente no se podrán celebrar. Cameron señalaba en la red social que "la reunión del Gabinete no se podrá realizar esta noche (viernes)". A pesar de ello, también señala que las negociaciones se mantendrán durante toda las tardes de este viernes.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon