Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Abdominales tonificados sin apenas ejercicio? La respiración es la clave

Bolsamanía Bolsamanía 22/02/2016 Bolsamanía

La llegada del buen tiempo está a la vuelta de la esquina y cada vez son más los que empiezan a preocuparse por su figura y, más concretamente, por sus abdominales. El sueño de muchas mujeres y hombres es tener un abdomen plano y tonificado, aunque no siempre trabajan de forma correcta para conseguirlo. La clave es la respiración.

© Proporcionado por Bolsamanía

Para tonificar un vientre flácido y excesivamente relajado no sólo basta con hacer ejercicio, y no es nada recomendable 'matarse' en el gimnasio para conseguirlo. Lo mejor, afirman los expertos, es evitar cometer los errores de la 'vieja escuela' a la hora de ejercitar esa zona y respirar correctamente, porque así se podrá empezar a mover la musculatura interna y evitar lesiones, recoge SModa.

Y es que la ansiada tableta de chocolate se puede conseguir de una forma sencilla: sólo hay que conseguir que la musculatura abdominal trabaje de forma conjunta con el resto de músculos del cuerpo, acompasando cada movimiento con la respiración. "La tableta de chocolate es sinónimo de una profunda contracción en una zona del cuerpo que debe estar relajada y estirada, y que tiene mucha relación con la respiración y el correcto funcionamiento del diafragma", ha dicho Andrea Traldi, coordinador de la Red española de Anatomía para el Movimiento.

¿CÓMO INFLUYE LA RESPIRACIÓN?

El problema es que muchas veces no se tienen en cuenta "los cambios en la estructura anatómica a consecuencia del movimiento respiratorio" cuando hacemos ejercicio, algo que sí ocurre en el yoga o las artes marciales, destaca Traldi.

"La respiración puede ayudar a hacer el ejercicio y potencia sus efectos. En el caso de los abdominales esta conexión es aún mayor porque estos músculos se insertan en las costillas, una parte del cuerpo muy implicada en el gesto respiratorio", ha remarcado el experto. Es necesario tener en cuenta las 'enseñanzas' de Blandine Calais-Germain y su 'método' Abdominales sin riesgo, un famoso libro en el que se muestra una manera de trabajar los abdominales concebida para evitar los efectos colaterales del afán desmedido por conseguir la tableta de chocolate.

Así es esta técnica, que incluye cuatro niveles:

-Movilizar y tonificar los abdominales sólo con la respiración: se hace con ejercicios en los que la espalda se mantiene siempre a salvo al no participar en el movimiento.

-Movimientos basados en la alternancia y la coordinación: tienen que realizarse cuando los músculos empiezan a ser reconocidos por el resto del cuerpo y la persona empieza a ser consciente de ello.

Y hay que tener en cuenta que no hay sólo una sino muchas respiraciones adecuadas para lograr tonificar el abdomen; sólo hay que adaptarlas a los diferentes movimientos que se realizan. Y es que en el día a día "hay muchas situaciones en las que trabajamos los abdominales: cuando reímos, cargamos cosas, subimos escaleras...", pero el problema es que la vida "excesivamente cómoda" que llevamos reduce las ocasiones de trabajar esa zona, ha dicho Traldi.

Una hora de clase, dos veces por semana, es suficiente para tener los abdominales tonificados con la técnica de la respiración, dice el experto, que asegura que el cuerpo "cambia de una manera gradual, se mejora la respiración, postura, flexibilidad o fuerza" gracias a ella.

ABDOMINALES HIPOPRESIVOS

Pero no es la única técnica. También existe la gimnasia hipopresiva, una disciplina que se apoya fundamentalmente en la respiración para eliminar la grasa de la zona abdominal. Patricia Izquierdo, fisioterapeuta especialista en rehabilitación del suelo pélvico, dice que "la gimnasia hipopresiva añade diferentes posiciones para trabajar distintas musculaturas e ir aumentando el dificultad, aunque el movimiento es siempre el mismo y se hace en apnea expiratoria, es decir, tras haber expulsado el aire de los pulmones. Cuando estamos en este punto se hace un movimiento de apertura de las costillas, lo que contrae la musculatura abdominal, aunque en el hipopresivo puro y duro esa contracción es involuntaria".

Según Izquierdo, los ejercicios abdominales "de toda la vida" trabajan sólo la musculatura superficial "pero se olvidan de la profunda, el transverso y los oblicuos. Cuando esta cadena muscular está tonificada y fortalecida se pueden hacer otro tipo de abdominales sin temor a lesiones. Pero, generalmente, la gente hace todo lo contrario", ha dicho.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon