Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Banca Pública en pleno siglo XXI? Podemos ensaya en Navarra su plan para España

Bolsamanía Bolsamanía hace 5 días César Vidal

¿Crear una banca pública en el siglo XXI? Es el objetivo del Gobierno de Navarra, formado por Geroa Bai (marca del PNV en Navarra), EH Bildu, Podemos e Izquierda Unida, tras la integración de la antigua Caja Navarra en Banca Cívica y posteriormente en CaixaBank. Un objetivo complicado a escala autonómica, según los expertos, que no obstante puede ser mucho más fácil a escala nacional... si Podemos llega a gobernar.

La integración de Caja Navarra en CaixaBank fue muy polémica, porque dejó a la Comunidad Foral sin uno de sus pilares financieros propios. Esto ha motivado que el actual Gobierno, presidido por Uxue Barcos, haya licitado la redacción de un informe sobre la posibilidad de creación de una institución financiera pública en Navarra. El estudio, según ha explicado el Ejecutivo en un comunicado, analizará la viabilidad de la intervención de la Administración Foral y las diferentes alternativas existentes, y deberá incluir una recomendación final sobre la opción más idónea.

Sin embargo, la creación de un banco propiamente dicho es una tarea ciertamente complicada en el momento actual para el Gobierno de Navarra. María Amparo Salvador, profesora de la Facultad de Derecho de la Universidad de Navarra, explica lo siguiente: "Que te concedan una licencia bancaria es muy difícil. Desde 2013, las competencias en materia de supervisión bancaria, que incluyen también la posibilidad de otorgar autorización, dependen del Banco Central Europeo (BCE). Es verdad que para la ejecución de esa tarea, los inspectores del Banco de España son los que ayudan al BCE. Pero, en definitiva, la autorización depende de Europa, del BCE".

"Y es muy difícil", añade esta experta, "que el BCE otorgue la licencia. Europa es bastante renuente a la participación de políticos en la banca, y en España en particular. Hacer renacer un sector público bancario tiene dificultades. En el caso de Navarra, se habla de banca, porque se contempla la posibilidad de crear, por ejemplo, un instituto de crédito. Quizás como primer paso. Y a lo mejor, podría presentarse como una iniciativa del cuatripartito la creación de un Instituto Navarro de Finanzas. Porque la creación de un banco, hoy por hoy, es muy difícil. No sólo por el capital mínimo necesario (18 millones de euros), sino por todos los requisitos necesarios para convencer a la Autoridad Bancaria Europea o al Banco Central Europeo".

EL PANORAMA CAMBIA A NIVEL NACIONAL

Sin embargo, estas dificultades a nivel autonómico no existirían a nivel nacional. Podemos, en su programa económico, contempla la "constitución de una potente y eficaz banca pública a partir de las entidades nacionalizadas Bankia y Banco Mare Nostrum". En este sentido, la profesora Salvador señala que "la situación en España es diferente, porque ya hay un gran banco público, que es Bankia. Si por público se entiende que quien está detrás de la propiedad de la mayoría de las acciones y tiene capacidad para tomar las decisiones en el Consejo de Administración es el Estado".

No obstante, para la experta de la Universidad de Navarra, "esta es una situación que viene de un rescate y en la que el Gobierno ha manifestado claramente su intención de, una vez saneado, devolverlo al mercado. Como ha hecho con otras entidades". Sin embargo, en la hipótesis de que Podemos llegara a gobernar, el Gobierno "podría cambiar de opinión y Bankia podría seguir siendo un banco público, porque dependerá de la voluntad de quien gobierne su devolución al sector privado. Aunque Frankfurt mira con lupa a todas las entidades bancarias".

"Hipotéticamente", explica, "si gobernara Podemos, que tiene en su programa la creación de un banco público, no haría falta que lo creara, ya lo tendría. Y menudo banco público, una entidad de importancia sistémica". Sin embargo, Salvador comenta que "las normas que tienen que ser cumplidas por una entidad sistémica como Bankia, estarían permanentemente en tensión (con la normativa comunitaria) si es que se quiere hacer una política social desde un banco público".

EL CASO DE NAVARRA: HACIA UN INSTITUTO DE CRÉDITO

El vicepresidente de Desarrollo Económico, Manu Ayerdi, ha explicado que el informe sobre la banca pública se realizará en cumplimiento del acuerdo programático para la constitución del Gobierno de Navarra suscrito en 2015 por los cuatro partidos que conforman el Ejecutivo foral. Está previsto que el informe, que tendrá un coste de 50.000 euros, esté redactado hacia final de año o principios de 2017 (el plazo para presentar oferta terminó el 1 de septiembre y el plazo de redacción es de 12 semanas).

El estudio analizará la viabilidad jurídica (limitaciones de leyes forales, estatales y europeas) de al menos estos tipos de instituciones: empresa o sociedad 100% pública, entidad pública empresarial de la Comunidad Foral, establecimiento financiero de crédito o entidad bancaria.

EL CASO DE CATALUÑA Y VALENCIA

"En Cataluña", explica la profesora Salvador, "me consta que los catalanes están queriendo transformar su Instituto Catalán de Finanzas (Institut Català de Finances - ICF) en un banco. Pero para ello, tienen que conseguir una licencia bancaria, una ficha bancaria. Llevan casi dos años persiguiéndola, pero no la han conseguido.

Y los valencianos este verano, mediante un Decreto Ley, han autorizado la creación de lo que han llamado Banc de la Generalitat. Allí existía el Instituto Valenciano de Finanzas (Institut Valencià de Finances-IVF). Lo que pretenden es que el IVF consiga una licencia bancaria, y luego separar una parte comercial para el Banc de la Generalitat y el resto para el IVF para actividad de crédito subvencionado. Separar la parte de mercado con la parte de no mercado".

Salvador recuerda que eso "precisamente es lo que se hizo con Argentaria en el año 91. Luego Argentaria se privatizó (fue fusionado con BBVA) y como entidad pública quedó el Instituto de Crédito Oficial (ICO). Pero en ese momento la normativa era diferente y el Gobierno español lo pudo hacer, separando la actividad de mercado de la actividad de crédito subvencional. Y el ICO sigue funcionando, pero no recibe depósitos".

Estos institutos autonómicos, comenta la profesora de la UN, vendrían a ser una especie de 'ICOs' autonómicos, pero con una diferencia muy importante. "El ICO se somete al cumplimiento de la normativa sobre regulación bancaria, a pesar de no recibir depósitos. Mientras que las otras entidades de financiación funcionan sin someterse a las exigencias de las normas bancarias. Ellos quieren someterse a las normas bancarias y obtener una licencia y convertirse en banco, básicamente para hacer lo que ahora no puedo, recibir depósitos".

© Proporcionado por Bolsamanía

En cualquier caso, concluye, "la creación de cualquier instrumento público deberá estar sometido a las limitaciones de las normas europeas en materia de ayudas públicas, sujetas al criterio del 'inversor privado en una economía de mercado'. Es decir, a la hora de otorgar financiación en el capital de un proyecto privado, no lo puedo hacer a pérdida. Debo plantearme la recuperación de la inversión, como lo haría un inversor privado. Por lo tanto, seguiría teniendo las manos relativamente atadas".

POLÉMICA ENTRE PODEMOS Y EL GOBIERNO

En Navarra la licitación del informe ya ha provocado tensiones entre la vicepresidencia de Desarrollo Económico, cargo ocupado por Manu Ayerdi (Geroa Bai); y Podemos, que ha pedido en un comunicado "al Gobierno de Navarra que retire el concurso para una banca pública".

Por el momento, desde el Ejecutivo foral prefieren rebajar el tono y no hacer más declaraciones, porque el informe ni siquiera ha comenzado a redactarse y no estará terminado hasta final de año o principios de 2017. En cualquier caso, la licitación del informe sigue su curso a través de los cauces legales y no se ha retirado, tal y como ha pedido Podemos.

Según la secretaria general del partido 'morado' en la comunidad, Laura Pérez-Ruano, “las bases del concurso dificultan y en la práctica imposibilitan la participación de organizaciones sociales que trabajan en ese campo, tal y como ya han denunciado organizaciones como ATTAC y ELA”. Podemos dice apostar por "la creación de una banca pública que persiga objetivos sociales, que ayude a pequeñas y medianas empresas y que contenga un código ético de responsabilidad social". Así, tan sólo la licitación del informe ya ha provocado las primeras fricciones entre Geroa Bai y Podemos.

Desde Unión del Pueblo Navarro (UPN), el principal partido de la oposición y que ha gobernado Navarra en las últimas legislaturas, señalan que "todavía no sabemos qué se va a plantear, por lo que no podemos hacer ninguna valoración. Lo cierto es que el Gobierno de Navarra tiene un lío importante, otro lío más, porque hay divergencias acerca de este proyecto entre los socios del cuatripartito que lo sustenta".

"De hecho", añaden desde el partido regionalista, "el Gobierno ha licitado un informe para analizar la viabilidad de implantar una Banca Pública en Navarra en el que se debía contar con la opinión de unas entidades determinadas, y uno de los socios, Podemos, salió al día siguiente diciendo que no, que esas entidades no, y pidió que se retirara el concurso. Por lo tanto, primero que se aclaren, vamos a ver qué presentan encima de la mesa y lo analizaremos. Hasta que no tengamos un documento encima de la mesa, no fijaremos posición".

Habrá que esperar primero a la adjudicación del informe y posteriormente a su publicación y sus conclusiones, para saber si realmente el Gobierno de Navarra promoverá la creación de un banco público, como quiere Podemos, o finalmente se decanta por una opción más conservadora para impulsar el crédito en la Comunidad Foral, como un posible Instituto Navarro de Finanzas. Y a nivel nacional, también habrá que esperar a que se forme un Gobierno o a que haya nuevas elecciones para saber si finalmente Podemos tiene capacidad de gobernar y Bankia se convierte en el banco público por excelencia del sistema financiero español.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon