Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Cómo afecta el Brexit a los españoles?

Bolsamanía Bolsamanía 24/06/2016 Bolsamanía

La salida de Reino Unido de la Unión Europea aparte de generar inestabilidad en los mercados, ralentización económica, diferencias entre las relaciones con el resto de países... también tendrá consecuencias directas para los españoles en materia de empleo, pensiones, turismo, inversión y hasta en la factura del teléfono.

Alrededor de 200.000 españoles viven en suelo británico. Aunque el Reino Unido estaría dos años en una especie de limbo hasta que se definiera su nuevo estatus, estos podrían tener que solicitar una visa, se tendría que resolver si tienen derecho al Sistema Nacional de Salud y si se establece un convenio especial entre ambos países en materia fiscal, entre otros asuntos, según El Confidencial.

© Proporcionado por Bolsamanía

A Londres le interesaría negociar un convenio, ya que alrededor del millar de compatriotas viven en nuestro país y la mayoría son jubilados que se benefician del sistema de salud español.

EMPLEO

Tal y como informa El Mundo, en materia de empleo pueden darse varios escenarios. Una posibilidad sería que el Reino Unido, una vez fuera de la Unión, se adhiriera al Espacio Económico Europeo y en este caso se mantendría la libre circulación de trabajadores. Los españoles que quisieran trabajar en este país no requerirían permiso de trabajo. Lo mismo ocurriría con los ciudadanos británicos que quisieran buscar fortuna en España.

Otro posible escenario sería que el Reino Unido adoptase un modelo de relación con la UE basado en acuerdos bilaterales, entre los que se incluyera, por ejemplo, la libre circulación. Donde se produciría una situación completamente distinta es si Londres negocia un acuerdo de asociación o libre comercio con la UE,sin incluir la libre circulación. Entonces, sería necesario un visado y un permiso de trabajo específico para los profesionales españoles que quisieran trabajar en Reino Unido y viceversa.

PENSIONES Y TURISMO

Si el Reino Unido firmara un acuerdo, tras dejar la Unión, de asociación como el que tienen Ucrania o Chile, o de libre comercio como el que mantiene con Estados Unidos o Colombia, dejarían de ser aplicables los Reglamentos Comunitarios y se tendría que buscar una fórmula para que no se perdiera la cotización en el extranjero, porque de lo contrario podría darse el supuesto de que no se llegara a la cotización mínima en cada país y se perdiera así el derecho a la prestación. Por eso, la expertos consultados por El Mundo consideran que lo más probable es que el Reino Unido intentara firmar un acuerdo bilateral con la UE o directamente con España, teniendo en cuenta la gran cantidad de ciudadanos que podrían verse perjudicados en ambos países. Sólo en Reino Unido residen más de 200.000 españoles.

En cuanto al turismo, los más de 15 millones de británicos que visitan España cada año representan una cuarta parte de los extranjeros que visitan España. Aunque el Brexit no alteraría la preferencia de los británicos por España, la fortaleza de la libra esterlina puede ser una de las claves para que esa fidelidad desaparezca y se resienta el precio de las habitaciones, el de los menús y todos los servicios añadidos que se venden a los turistas.

INVERSIONES Y FACTURA DE TELÉFONO

Una gran parte de españoles tienen parte de sus ahorros en Bolsa en valores tan importantes con gran exposición al Brexit, como Banco Santander. La salida de Reino Unido y la consecuente depreciación de la libra, afectaría a los beneficios de las compañías en suelo británico al tiempo que obligaría a redefinir los marcos regulatorios, explica El Mundo.

Además, hablar por el teléfono móvil desde Reino Unido sería más caro si el país decide abandonar la Unión Europea. Bruselas obligó el pasado año a los operadores a suprimir las tarifas de roaming, el sobrecoste que cargan a sus clientes cuando éstos utilizan el móvil para llamar o conectarse a Internet en el extranjero. El Brexit suprimiría esta obligación y las distintas compañías tendrían libertad para fijarlas.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon